Bernardo R. Biella

Gracias al telescopio espacial XMM-Newton, de la ESA, un equipo de científicos ha descubierto que una curiosa estrella neutrones, que presenta uno de los campos magnéticos más intensos del universo, a pesar de que una gran cantidad de pistas hacían pensar que su magnetismo era sumamente débil.-

Este tipo de estrellas de neutrones y es un remanente dejado por la muerte de una estrella supergigante, al explotar esta como supernova porque se agotó su combustible nuclear. Es sumamente densa, pudiendo contener la masa de nuestro sol en una esfera del diámetro de unos 20 kilómetros.-

Esta estrella muerta , está identificada en forma abreviada, como SGR 0418 y es del tipo magnetar o magneto estrella, que es una estrella de neutrones alimentada con un campo magnético extremadamente potente. Se trata de una variedad de púlsar cuya característica principal es la expulsión, en un breve período (equivalente a la duración de un relámpago), de enormes cantidades de alta energía en forma de rayos X y rayos gamma, lo que hace que con el tiempo, el poder magnético vaya decayendo. Pero este, todavía no es el caso, su poder magnético está en la máxima potencia.-

Esta magneto estrella, está ubicada dentro de nuestra Vía Láctea, distante del Sol unos 6.500 años luz. Fue detectado por vez primera, por el telescopio espacial ruso Koronas-Photón y el yanqui, Fermi, cuando se iluminó sorpresivamente como un “flash”, en la banda de rayos X y gamma y desde ese momento se lo siguió observando por una gran cantidad de observatorios, entre los que se destaca el telescopio espacial XMM-Newton de la Agencia Espacial Europea, ESA (o AEE en castellano).-

Según Andrea Tiengo, del Instituto Universitario de Pavía, Italia y autor principal del artículo que se publicó en la revista Nature, “Hasta hace poco, todo parecía indicar que este magnetar tenía uno de los campos magnéticos más débiles jamás registrados, de apenas 6 x 1012 Gauss, unas 100 veces menos intenso que el de un magnetar típico”.-
“Comprender estos resultados fue todo un reto. Sospechábamos que SGR 0418 ocultaba un campo magnético mucho más intenso, fuera del alcance de las técnicas de análisis habituales”.

Una de las características de las magneto estrellas es que giran más lento que las estrellas de neutrones convencionales, pero también son capaces de completar una revolución cada pocos segundos. La forma habitual de medir el campo magnético de un magnetar es determinar a qué velocidad se está frenando esta rotación. Basándose en los datos recogidos a lo largo de tres años, los astrónomos habían llegado a concluir que el campo magnético de SGR 0418 era extremadamente débil.

El equipo de Andrea Tiengo desarrolló una nueva técnica capaz de analizar este campo magnético con un nivel de detalle sin precedentes, basada en el estudio de las variaciones en el espectro de rayos X del magnetar, sobre una escala temporal extremadamente corta. Esta técnica ha desvelado que SGR 0418 es en realidad un monstruo magnético.-
“Nuestras observaciones sugieren que este magnetar tiene un campo magnético muy fuerte y retorcido, que alcanza los 1015 Gauss en ciertas regiones de su superficie, de apenas unos pocos cientos de metros de diámetro”, aclara Andrea.-

“El campo magnético global puede parecer débil, como sugerían las primeras observaciones, pero ahora somos capaces de estudiar la sub-estructura del campo magnético en la superficie del magnetar y hemos descubierto que es extremadamente intenso”.-
Lo que sucede con el magnetar SGR 0418, se puede identificar con lo que ocurre en el Sol, ya que el mismo posee campos magnéticos fijados fuertemente en las manchas solares. Al variar la configuración de estos campos, suelen colapsar, generando una erupción solar y en el caso de este magnetar súper magnético, una explosión de rayos X y/o gamma.-

“Los datos espectrales recogidos por XMM-Newton, combinados con una nueva técnica de análisis, nos han permitido realizar el primer estudio detallado del campo magnético de un magnetar, confirmando que es uno de los más intensos del universo conocido”, dice Norbert Schartel, Científico del Proyecto XMM-Newton para la ESA, y agrega: “Ahora disponemos de una nueva herramienta que nos permitirá estudiar el campo magnético de otros magnetares y perfeccionar nuestros modelos de estos exóticos objetos”. (Fuente: ESA)