0002520960

06/07/2019

Duró medio minuto y se sintió en Las Vegas e incluso en México.

Un terremoto que alcanzó una magnitud de 7,1 sacudió el viernes el sur de California, tras otro sismo de fuerte impacto ocurrido el día anterior.

 

El movimiento telúrico se produjo a las 8:19 de la noche y su epicentro se ubicó a 17 kilómetros de Ridgecrest, donde un sismo de magnitud 6,4 ocurrió el jueves, señaló el Servicio Geológico de Estados Unidos. En un principio, la agencia indicó que el terremoto del viernes tenía una magnitud de 6,9.

 

El sismo, que aparentemente duró medio minuto, se sintió en Las Vegas e incluso en México.

 

 

Autoridades en el condado de San Bernardino reportaron casas inclinadas, grietas en cimientos y muros derribados. Una persona sufrió heridas leves y fue atendida por los bomberos.

 

Lucy Jones, del laboratorio de sismología del Instituto de Tecnología de California, tuiteó que el terremoto fue una réplica del que se produjo la víspera.

 

 

La nueva sacudida se sintió en el centro de Los Ángeles como un movimiento oscilatorio.

 

Brian Humphrey, del Departamento de Bomberos de Los Ángeles, dijo a la radio KNX-AM que se movilizaron más de 1.000 elementos, pero no hubo informes inmediatos de daños o lesiones.

 

Estos terremotos ocurridos en las últimas horas son los de mayor magnitud registrados en los últimos 20 años en el sur de California desde el de 7,1 de 1999 conocido como Hector Mine.

 

Tanto el de 1999 como los actuales se registraron en zonas rurales de California con poca población, a diferencia del de Northridge, ocurrido en 1994 en Los Ángeles, de magnitud 6,4 y en el que murieron 57 personas y 8.700 resultaron heridas.

f: Diario Veloz