Ante la situación, resolvieron implementar una auditoría y se adelantó que lo cobrado de más, se tendrá que devolver.

 

 

En el municipio de Campo Santo se registraron errores en la liquidación de los sueldos que llevaron a que algunos empleados cobre sus salarios con 80 mil pesos de más. El intendente Mario Cuenca aseguró que les llamó la atención la situación y cuando revisaron se encontraron con que había algunos trabajadores que estaba percibiendo un sueldo de 150 mil pesos.

Ante la situación, resolvieron implementar una auditoría y se adelantó que lo cobrado de más, se tendrá que devolver.

“No puedo hacer la vista gorda a ese tipo de situaciones. Es algo que influye y es la plata de la gente del pueblo. Los que cobraron de más tiene que devolverla”, afirmó Cuenca.

Una vez finalizada la auditoría, explicó que se reunirán con los gremios, autoridades de Trabajo, para ver cómo se devolverá esa plata.

Cuenca agregó que él también cobró 67 mil pesos de más que devolverá a la brevedad.