Trasplante capilar robótico: un nuevo aliado contra la caída del cabello

Tras diez años de desarrollo desembarca en la Argentina ARTAS 9X, la última versión del más moderno equipo robotizado de la actualidad para realizar trasplantes capilares

El robot ARTAS reduce notablemente el tiempo de las operaciones de microtrasplante capilar, además de no dejar marcas en el cuero cabelludo.

El robot ARTAS reduce notablemente el tiempo de las operaciones de microtrasplante capilar, además de no dejar marcas en el cuero cabelludo.

Un tratamiento robótico de recuperación capilar (Robotic Hair Restoration) de última generación utiliza imágenes digitales de alta calidad para hacer un mapa del cuero cabelludo y analizar el pelo en sus agrupaciones naturales, que se conocen como unidades foliculares. Luego, con precisión milimétrica, ARTAS 9X permite una extracción precisa de dichas unidades, que se retiran intactas antes de ser trasplantadas entre el cabello existente, sin dejar marcas ni cicatrices visibles en la zona donante y creciendo luego de manera natural en el área del tratamiento.

“Estamos muy contentos de sumar el sistema robótico ARTAS 9X a nuestro grupo médico, porque ofrece altos niveles de seguridad, permite trabajar más rápido que versiones anteriores y además extrae pelo de lugares donde antes no se podía”, explica el Dr. Nicolás Lusicic, Presidente y Fundador de Hair Recovery, institución pionera en medicina capilar en Latinoamérica. Asimismo, el sistema ARTAS 9X monitorea de forma continua e inteligente cualquier movimiento de la cabeza del paciente y se ajusta de manera dinámica sin ningún tipo de alteración en su ritmo de trabajo o precisión.

¿Cómo es un procedimiento con el equipo robótico ARTAS 9X?

El cabello ubicado en la zona posterior (zona donante) del cuero cabelludo, es mapeado y digitalizado por el robot para luego realizar la extracción. El paciente se encuentra ubicado confortablemente en un sillón ergonómico, bajo anestesia local, el robot rastrea digitalmente la zona, analizando el ángulo de cada cabello y retirando de forma precisa.

El robot es operado y supervisado por un cirujano durante todo el proceso.

El robot es operado y supervisado por un cirujano durante todo el proceso.

Con la supervisión permanente de un cirujano especialista, el sistema extrae cabello de la zona donante de forma selectiva, para que se conserve el aspecto natural. Al ser un proceso robótizado, se reduce la posibilidad de error humano, ofreciendo una visualización de alta calidad y una disección precisa. Este proceso se va repitiendo hasta que se consigue la cantidad necesaria de cabellos a trasplantar.

Una vez extraídas las unidades foliculares, el sistema ARTAS 9X crea nuevos poros en el área receptora y gracias a algoritmos de inteligencia artificial, el equipo permite preservar los cabellos originales o pre existentes.

A las 48 horas, el paciente puede retomar sus ocupaciones habituales, a los seis meses se comienzan a notar los cambios y al año, el resultado final.

El robot elige cada posible cabello donante y calcula el ángulo y la profundidad. Todo puede verse a través de pantallas de alta definición.

El robot elige cada posible cabello donante y calcula el ángulo y la profundidad. Todo puede verse a través de pantallas de alta definición.

Una solución del futuro para un viejo problema

“Durante la última década, los procedimientos robóticos han avanzado en excelencia, para ayudar a los cirujanos en los trabajos de mayor precisión, repetitivos y en áreas más difíciles. Por eso, este equipo será una gran ayuda para los especialistas”, subraya el Dr. Lusicic.

Instalado en la sede Central de Hair Recovery, ubicado Av. Córdoba 827, Pisos 1ro. y 2do., en la Ciudad de Buenos Aires, este moderno robot de última generación para realizar trasplante capilar que incorpora Hair Recovery marcará un antes y un después en este tipo de procedimientos médicos.

f:Infobae

Comentar

Semanario Cronica del Noa Noticias de Salta y Argentina - Diario Semanal de Noticias de Salta - www.cronicadelnoa.com.ar