El depósito de agua natural mide 16 kilómetros y se ubica en el Valle de la Muerte, en California.

Valle de la Muerte

Acostumbrada a ofrecer sorpresas, la naturaleza entregó una de ellas en uno de los lugares más áridos del planeta desde 1972. Se trata del Valle de la Muerte, en el sureste de California, donde no había ni gota de agua y apareció un lago de 16 kilómetros.

En verano, el valle ubicado en el desierto de Mojave es uno de los lugares más calurosos del mundo, junto con los desiertos de África y de Medio Oriente. Allí las temperaturas suelen alcanzar los 57 grados.

No obstante, gracias a las bajas temperaturas y a la lluvia caída hace unos días, apareció una laguna temporal. El fotógrafo Elliot McGucken captó la foto antes de que se evapore en los próximos días.

lago

El Valle de la Muerte es uno de los lugares más áridos del planeta desde 1972, cuando se registró la temperatura ambiente más alta registrada en el planeta: 93,9 grados. Ahora ese infierno tiene un lago nuevo de 16 kilómetros de largo.

La masa de agua tiene muy poca profundidad y es temporal. Se espera que se evapore en pocos días, a medida que las temperaturas vuelvan a alcanzar los niveles habituales.

 

El lugar tiene un promedio anual de precipitaciones de sólo 59 milímetros. Pero el miércoles de la semana pasada llovió “intensamente” en la zona, donde cayeron 16 milímetros. Es decir, la cuarta parte de lo que llueve en todo el año.

El 14 de febrero había ocurrido una situación similar, cuando cayeron 11,2 milímetros de agua y hasta se produjeron “inundaciones” en dos caminos de la zona.

f: Mitre