El pontífice sostiene que la crisis de la pedofilia en el clero tiene su origen en el “colapso” moral de la sociedad en los años 60

viernes 12 de abril de 2019 –

El papa emérito Benedicto XVI publicó este jueves un análisis del escándalo de abusos sexuales en la Iglesia católica, en el que culpa a la revolución sexual de la década de 1960 y a leyes eclesiásticas que protegen a los sacerdotes.

El ensayo causó una reacción inmediata, al parecer interferir e incluso contradecir los esfuerzos de papa Francisco para confrontar uno de los problemas más graves que confronta la iglesia.

Analistas de la iglesia en los Estados Unidos dicen que el ensayo, publicado en el mensuario alemán “Klerusblatt”, falla en su contenido y es problemático a nivel de la iglesia universal, exacerbando divisiones existentes que emergieron entre los partidarios de Francisco y los nostálgicos del papado doctrinario de Benedicto XVI, quien en 2013 abdicó al Papado para retirarse a una vida de penitencia y oraciones.

Benedicto XVI dice que el secretario de estado del Vaticano y Francisco le dieron permiso para publicar el ensayo. En el escrito, el alemán atribuye el comienzo de la crisis de abusos sexuales en la iglesia a la revolución sexual de la década de 1960 y cita a la aparición de películas sexuales en su Baviera natal (Alemania). Culpa además de la crisis a fallas de teología moral en esa época, además de a leyes de la iglesia que les dieron protección indebida a sacerdotes acusados.