Las agresivas promos impulsaron fuerte las ventas, superando expectativas previas. Las cuotas alentaron el recambio hacia los TV 4K, ya que licúan la diferencia de precio

televisores

A pocos días de que la Selección argentina comience a jugar su primer partido en Rusia contra Islandia, las cadenas de electrodomésticos están más que conformes con las ventas de televisores.

 

A pesar de la escalada fuerte del dólar a partir de mayo, los televisores en general mantuvieron sus precios y sus agresivas promociones, lo que impulsó un gran crecimiento de la demanda, de 110%, 150% y hasta 300%, según la cadena, contra 2017.

Como toda Copa del Mundo, la venta está centrada en grandes pantallas; este año, en 43, 50 y 55 pulgadas. Pero, sobre todo, es el año de la tecnología LED 4K o Ultra HD (UHD), que ofrecen una resolución cuatro veces mayor a los FullHD y ocho veces más que los HD (ver aparte).

Con descuentos de 10% a 30% de las cadenas, de las marcas o por eventos online, además de la posibilidad de pagar en cuotas, las ventas se dispararon desde mayo. Ese mes, se realizó además el “Hot Sale”, evento anual de promociones por Internet, lo que ayudó a incentivar la demanda, a un mes del inicio de la Copa. Y las ventas continúan altas desde entonces. Desde las cadenas Garbarino, Frávega y Ribeiro aseguran que están vendiendo más de lo previsto inicialmente, superando sus altas expectativas previas.

Pero, a pesar de ello, estiman que durante el año se venderá sólo un 10% más de unidades que el año pasado, ya que el Mundial incentiva una anticipación de la demanda durante el primer semestre. Y, además, porque están expectantes al desarrollo del segundo semestre, aún incierto, en función de la evolución de la economía. Por eso, un 10% de alza sería más que positivo, aseguran.

“Mayo fue buenísimo. Más que duplicamos en unidades y más que triplicamos en facturación, porque la demanda se concentró en 50″ y 55″, que cuestan de $ 15.000 a $ 25.000, elevando el ticket promedio. Hubo promociones agresivas durante el Hot Sale, que pesó fuerte en el total de mayo. Y junio viene al mismo ritmo”, destacó Ximena De Sousa, gerente Comercial de Garbarino.

Desde Frávega, coincidieron en el peso de las grandes pulgadas y de los 4k. “Teníamos una meta muy ambiciosa para el primer semestre y la estamos superando, con un 150% más de ventas en mayo. Vendimos más altas pulgadas que lo esperado, mucho de 50″ para arriba; incluso 65″ y 75″ se vendió muy bien, si bien en cantidad 50″ y 55″ son las que más pesaron. Y 4K creció muchísimo; como en todo Mundial, pesó el recambio tecnológico, a 4K”, comentó Alejandro Taszma, director Comercial de Frávega.

Para Ribeiro, las ventas fueron mayores, por cuestiones propias de la cadena, ya que este año contó con mayor surtido de marcas, modelos y pulgadas y apuntó a fuertes promociones, pese a no participar del Hot Sale. “Vendimos cuatro veces más que en mayo del año pasado, en facturación aún más porque el ticket subió por el mix de ventas. Los que más crecen son de 43″ y 50″, aunque los de 65″ y 75″lo hicieron muchísimo más , pero desde una base más baja”, aclaró Dan Attie, director Comercial de Ribeiro.

En el auge del 4K incidieron las cuotas en general. En los últimos días, se sumó además la oferta de hasta 50 cuotas de los bancos Provincia y Ciudad, lo cual impulso la demanda de TV entre quienes no pensaban comprar o adquirir uno más grande o 4K, entre quienes tenían previsto hacerlo, ya que la diferencia de precio se licúa en pagos tan extendidos.

Y mientras en mayo pesaron las promos por el Mundial, en junio se suma el Día del Padre, con lo cual las ventas se mantienen altas (ver página 19).

Las empresas aseguraron que no hubo cambio en los precios de los televisores por el fuerte alza del dólar. Sin embargo, fuentes del sector comentaron que algunos proveedores ajustaron de 5% a 10% algunos modelos (no más, porque se quedan fuera de competencia), suba que se intentó no trasladar por el momento al público, ya que están con stock por el Mundial y es el momento de vender.