Participaron de una conferencia sobre “Los Pactos de la Moncloa”.

picheto pinedo sanz
Con el argumento de que sería una forma de volver al sistema del bipartidismo, la administración de Mauricio Macri ni bien asumió, y por más que no tenía mayorías parlamentarias, le bajó el pulgar a cualquier propuesta de un amplio acuerdo político entre oficialismo y oposición. Pero ayer la idea fue explorada, aunque de manera algo abstracta, en un encuentro en el que expusieron dos figuras centrales del oficialismo, el macrista Federico Pinedo y el radical Ernesto Sanz, y el líder de la mayoritaria bancada del FpV en el Senado, Miguel Ángel Pichetto.

Fue ayer a la tarde, en un colmado salón Azul del Senado en una conferencia sobre “Los Pactos de la Moncloa” que ofreció el español Ramón Tamames, justamente un de los arquitectos de ese gran acuerdo político que el Gobierno, fuerzas parlamentarias, sindicatos y sectores empresarios firmaron en España en 1977.

En su exposición de ayer, el radical arrancó su exposición con una pregunta. “¿Por qué la Argentina no tuvo Pactos de la Moncloa hasta ahora cuando llevamos más de tres décadas de democracia recuperada?”. Sanz siguió con las preguntas: “¿Hay oportunidad hoy?”. Y él mismo se contestó: “estoy convencido de que sí”. Pero según el ex senador por Mendoza, un acuerdo de esas características debería enfocarse en los problemas estructurales y no en la coyuntura política del momento.

“Hay cuestiones que nos obligan”, dijo Pichetto, “a dejar de lado visiones pequeñas y mezquinas y a pensar en el país. El único debate que funciona en la Argentina es el debate del pasado y la Argentina necesita debatir el presente y el futuro, cómo salimos, cómo crecemos”.

El cierre estuvo a cargo de Federico Pinedo, presidente provisional del Senado. El macrista fue el más abstracto de los tres pero planteó que una discusión de este tipo es “un desafío que tenemos para después de la elección” de octubre.