A pesar del contexto económico, desde las consultoras, estiman que crecerán las ofertas laborales para esos perfiles en el sector formal, profesional y privado

la expectativa es que se genere una mayor demanda durante este año

la expectativa es que se genere una mayor demanda durante este año

Recién se está transitando la mitad del primer trimestre del año, pero ya hay algunas señales sobre cómo puede evolucionar el mercado del empleo ejecutivo. A pesar de las hasta ahora pocas señales de reactivación económica, las expectativas de las empresas siguen siendo optimistas –con escenarios de crecimiento– lo que traerá como consecuencia una necesidad de aumentar sus dotaciones.

“Siempre estamos hablando de una parte del mercado, que abarca el empleo formal, privado y del segmento de profesionales y ejecutivos. Por lo que viene sucediendo en estos dos primeros meses, estamos más cerca de que se cumpla la promesa de un año de crecimiento, que cambie la tendencia de 2016″, explicó Matías Ghidini, gerente General de la consultora GhidiniRodil.

El especialista destacó que sobre el piso de demanda de perfiles profesionales de 2016, los primeros meses de este año, ya muestran un leve, pero evidente, crecimiento. “Lo que descoloca un poco es que venimos de varios años, tres o cuatro, donde el mercado laboral tiene un comportamiento irregular, que depende de los sectores. Hay algunos que están muy complicados y otros que no”, agregó Ghidini.

Las mejores perspectivas, como ya viene sucediendo, están en las empresas de Tecnologías de la Información (IT). También en el sector bancario, que siempre sostiene la demanda. Pero ahora se empiezan a sumar también la agroindustria y el sector de energías renovables, aunque mucho más pequeño en demanda profesional. Con todo, aún no arranca la demanda en toda la cadena de oil & gas y la minería; y siguen muy complicados todos aquellos sectores cuyo negocio se apoya o depende de la evolución del PBI de Brasil.

Para los consultores, la expectativa es que haya una mayor demanda. Entre los perfiles que tendrán mejores oportunidades se destacan los ingenieros (técnicos) y especialistas de IT, donde gana espacio el marketing digital y los perfiles de big data. Sigue firme la demanda de contadores bilingües jóvenes y se suman ejecutivos seniors de M&A (fusiones y adquisiciones).

“No estamos viendo una desactivación del mercado, sino todo lo contrario. Nosotros, y nuestros competidores también, estamos con demanda. Está parejo con el inicio de 2016 pero sí con un foco por de movimiento mayor en algunas industrias”, destacó Martín Gerding, de la consultora PageGroup, quien aseguró que en los últimos tres años el movimiento en el sector estuvo dado más por la rotación que por la generación de nuevos puestos de trabajo.

Otra tendencia que observan desde las consultoras enfocadas en el segmento de profesionales y ejecutivos es que todavía hay interés de los expatriados con muy alta formación (con MBA por ejemplo) por regresar a la Argentina, pero con menos intensidad que el año pasado. Algo similar sucede con los profesionales que emigraron del mundo corporativo al sector público y están comenzando a regresar.

“El dato duro que surge de las entrevistas que fuimos realizando es que hay menos profesionales que se están moviendo, quizás porque también se fue cumpliendo el cupo. El año hubo migración de varios perfiles de profesionales del ámbito privado al público pero hoy lo vemos más frenado. Incluso vemos profesionales dispuestos a volver; es casi un dato curioso porque muchos han funcionado muy bien y cambiaron un poco el paradigma de lo que es la función pública. Pero hoy se está escuchando más de lo que fue el año pasado”, detalló Gerding.

Expectativas positivas

Según una encuesta reciente realizada por la consultora Hidalgo & Asociados entre unas 160 empresas privadas locales y multinacionales de diferentes rubros, el 68% de las compañías proyecta mantener su nivel de actividad y el 22% supone que su negocio crecerá.

Por el contrario, un 10% considera que sus negocios se verán reducidos. Con todo, casi la mitad de las compañías relevadas proyecta ajustes salariales menores al 25% para profesionales y ejecutivos. En tanto, el 31% de las empresas tiene previsto otorgar entre el 25% y 30% y el 20% restante entre el 30% y el 35 por ciento.