papafranciscomisacrismal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El papa Francisco se mostró alarmado por el narcotráfico en la Argentina en una entrevista a un publicación de una villa bonaerense: “hay países que ya son esclavos de la droga. Hay países o zonas donde todo está bajo el dominio de la droga. Con respecto a Argentina, puedo decir sólo esto: hace 25 años era un lugar de paso de la droga, hoy en día se consume. Y no tengo la certeza, pero creo que también se fabrica”, dijo.

Desde Casa Rosada salió a responderle el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández: “Naciones Unidas nunca le ha dado esa valoración y mucho menos ha considerado que la Argentina es un país de consumo. La última vez, en el año 2008-2009, siendo ministro de Justicia, hicimos una encuesta de hogares, que arrojó un mínimo ascenso de cocaína y marihuana, y sí había un asombroso ascenso del alcohol y de drogas legales”.

Sin embargo, tras Fernández, salió a hablar el titular de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), el padre Juan Carlos Molina, quien reconoció que “hoy cualquier tipo de droga está al alcance” de los jóvenes. Molina contradijo a Fernández cuando admitió que “es verdad que ha aumentado el consumo”, al observar que “la marihuana está al alcance de los pibes, todo tipo de droga está al alcance”. “Antes éramos un país de paso y hoy somos un país de consumo (…) Esto lo podemos tomar como un triunfo, si se quiere, del narcotráfico”, analizó. Sin embargo, Molina negó que en la Argentina se fabrique droga. “Argentina no es un país que fabrique (droga) porque no tenemos las condiciones para hacerlo”, dijo Molina, y completó: “estamos lejos de ser un país productor, tanto de cocaína como de marihuana”.