El líder de Camioneros fue la principal figura en un acto para evocar el triunfo de 1973; no fueron Alberto Rodríguez Saá ni La Cámpora

Reunión

La figura de Hugo Moyano fue ayer la presencia estelar del acto convocado para conmemorar un nuevo aniversario del triunfo de la fórmula Cámpora-Solano Lima, en 1973, que reunió a una variopinta selección de dirigentes peronistas que, en épocas de vacas flacas y de dispersión partidaria, pretenden comenzar a mostrar que el PJ tiene músculo para enfrentar a Mauricio Macri en 2019.

Según indica el diario La Nación, la excusa de la reunión fue la convocatoria de Fernando Galmarini a presenciar la proyección de una selección de fragmentos de Perón, sinfonía de un sentimiento, la película de índole documental de Leonardo Favio, en el teatro ND Ateneo.

 

Más allá de la expectativa generada en torno de la presencia de Moyano -en particular desde el kirchnerismo, que se muestra como el más interesado en buscar la unidad del peronismo-, el dirigente sindical se movió como uno más por las instalaciones del teatro.

Anunciado como invitado, el gobernador Alberto Rodríguez Saá pegó el faltazo y en su lugar envió a José María Vernet. El puntano, aliado del kirchnerismo desde el año pasado, es uno de los principales impulsores de aglutinar al PJ detrás de un discurso de confrontación directa con el gobierno de Macri.

 

Por su parte, el kirchnerismo dijo presente y su máxima figura fue el santafesino Agustín Rossi, jefe del bloque de diputados del FPV. Los representantes de La Cámpora, a excepción de Mariano Recalde, brillaron por su ausencia.

Por el Frente Renovador solo estuvo presente Marcela Durrieu, suegra de Sergio Massa, cuya esposa, Malena Galmarini, no asistió, a pesar de que los organizadores habían anticipado su presencia.

LEA MÁS  Menem: “En todos los gobiernos, salvo el mío, hubo corrupción”

Que el camino de la unidad no será sencillo para el PJ lo demuestran las declaraciones de varios de los presentes.

Si bien todos coincidieron en la necesidad de organizar unas elecciones primarias que le permitan al peronismo elegir a su candidato para enfrentar a Cambiemos, las diferencias saltaron a la vista de inmediato.