En las últimas horas hubo negociaciones para el ingreso del ex embajador en los Estados Unidos y de la radical porteña Carla Carrizo

Lousteau

Martín Lousteau regresa este martes de un viaje a Estrasburgo y a Irlanda, y en Cambiemos crece la expectativa de que en los próximos días pueda anunciar su incorporación al interbloque oficialista desde el 10 de diciembre.

Fuentes próximas al protagonista confirmaron las negociaciones en ese sentido, que tuvieron ayer una parada clave.

Pese a haber dado batalla “por afuera” en las elecciones de octubre a la lista del Gobierno nacional en la Ciudad, encabezada por la triunfante Elisa Carrió, a Lousteau esperan contarlo dentro de Cambiemos junto a su segunda en la lista, la radical Carla Carrizo, que logró renovar su banca gracias al 13% de los votos que sacó Evolución.

 

Carrizo es actualmente la única diputada nacional por el radicalismo porteño, y como tal es parte del bloque de la UCR.

Desde diciembre, según fuentes parlamentarias ambos integrarían una nueva bancada, Evolución, que se sumaría a Cambiemos, junto a macristas, radicales y los cívicos de Carrió.

Pero la última palabra la tendrá el economista y ex embajador en los Estados Unidos, que llega de participar del Foro Mundial para la Democracia, en Estrasburgo, y luego en un cónclave de economistas en Kilkenny, Irlanda, los “kilkenomics”.

Aunque muchos lo dan por cerrado y celebran el número mágico de 110 diputados, otras fuentes piden prudencia porque aseguran que Lousteau “cambió de idea cuatro veces desde octubre”.

 

Según detalla el diario Clarín, sin embargo ayer, y mientras Lousteau viajaba de Dublin a Amsterdam, negociadores radicales y del macrismo avanzaban en una reunión secreta para definir los términos del regreso de Lousteau, si bien guardando distancia desde su propio bloque.

Es que la relación de la UCR porteña con el Gobierno no está atravesando su mejor momento. En la Ciudad los radicales patearon el tablero “nacional” de Cambiemos, y junto a los socialistas porteños fueron soporte de la candidatura de Lousteau.

Por eso no hubo “Cambiemos” en las boletas sino “Vamos juntos”, lista encabezada por Carrió. El ex ministro, en 2015 le pegó un susto mayúsculo al PRO y a Horacio Rodríguez Larreta, que terminó ganando en el balotaje para jefe de gobierno porteño por apenas 3 puntos.

 

En 2013, Lousteau y Carrizo que habían entrado segundo y quinta en la lista de UNEN que encabezó Carrió -segundos detrás del PRO- formaron el bloque Suma+ en Diputados.

Cuando Lousteau renunció para irse de embajador a Washington en diciembre de 2015, tras aceptar el ofrecimiento de Mauricio Macri, Carrizo se integró al bloque radical del que forma parte desde entonces.

“Está todo abierto”, admitieron fuentes radicales sobre el ingreso de Lousteau a Cambiemos, y reconocieron las negociaciones en marcha.