Para muchos ya no es un tabú. Y también dejan de usarlos a escondidas. Un especialista da consejos sobre maquillaje masculino.

Maquillarse o no maquillarse, un debate sobre los hombres que ya ganó las redes sociales.

La ola inclusiva llegó al maquillaje. Para ocultar imperfecciones, para seducir, y para responder al “¿por qué no?” cada vez más hombres se animan a probarlo. El debate se instala en redes, mientras las marcas de cosmética ya los incluyen en sus campañas. Y no solo en Milán o en Nueva York. Se los ve acá, en las calles argentinas.

“No es más un tabú. Esa crema de sus parejas, que los hombres usaban a escondidas en el toilette, hoy es normal verlos aplicársela”, dice a Clarín Germán Moyano, director internacional de Formación de Maquillaje de Lancôme. “El maquillaje puede ser un arma de seducción y hoy los hombres lo utilizan cada vez más, no solo para seducir, sino para verse bien“, continúa.

Conciente de eso, la marca Natura acaba de relanzar una línea que se presenta como “inclusiva, transgresora y urbana”. Llamada Natura Faces, incluye labiales, delineadores, máscaras para pestañas, sombras, base, corrector y polvo compacto. “Es una línea moderna, sin prejuicios ni estereotipos, y que posiciona en Latinoamérica el concepto de maquillaje para todos“, señala un comunicado.

Otra marca “inclusiva” es Urban Decay. En su comunicación diaria, a través de redes sociales, publica en forma indistinta a hombres y mujeres maquillados. “Busca satisfacer las necesidades de todas aquellas personas que tienen el deseo de expresarse y mostrar quiénes son a través del makeup. Apunta a una belleza sin límites“, cuenta Daniela Peirano, jefa de producto.

El presidente francés Emmanuel Macron gasta fortunas en maquillaje (Reuters).

El presidente francés Emmanuel Macron gasta fortunas en maquillaje (Reuters).

Por su parte, Dior lanzó una línea que está “destinada a todas las personas sin distinción de sexo”, dicen a Clarín los voceros de la firma en Argentina. Se llama Dior Backstage y cuenta con 40 matices de bases de maquillaje y un juego de 14 pinceles, además de paletas para los ojos, las cejas, la boca, para esculpir el rostro y para iluminar.

Claro que estar bello no es barato. Según lo publicado en el diario Le Point, el presidente francés Emmanuel Macron gastó 26 mil euros (más de un millón de pesos argentinos) en maquillaje en sus tres primeros meses en la presidencia. Una noticia que impactó a más de uno.

A nivel local, el debate lo generó Benito Cerati, hijo del líder de Soda Stereo. “Mi papá me enseñó a delinearme. Muéranse. Nunca me enseñó a tocar la guitarra. Prioridades”, compartió con sus seguidores en Twitter.

En esa misma red, varones y mujeres discuten si está bien o si está mal que ellos se maquillen, hasta llegar a la conclusión de que cada uno haga lo que quiera. Mientras, mitad en chiste y mitad en serio, se va dando una competencia entre géneros, como escribió una chica llamada Montse: “Me choca ver videos de hombres que se maquillan mejor que yo”.

“Empecé con un delineado”

“A los 14 lo hacía de hobby, cada tanto probaba. Pero tenía un autoprejuicio. Mis amigos me decían: ‘¿No será mucho?’ Empecé primero con algo tranqui, con un delineado. Hoy me animo mucho más”, cuenta Tommy Vera (27), oriundo de Salta, una sociedad que define como “más convencional”. Aunque le hizo frente.

Tommy Vera dice que "el maquillaje no tendría que ser restringido a si es de hombre o de mujer. Hay que romper con los prejuicios". Foto: Martín Bonetto

Tommy Vera dice que “el maquillaje no tendría que ser restringido a si es de hombre o de mujer. Hay que romper con los prejuicios”. Foto: Martín Bonetto

“El maquillaje me parece algo muy lindo. Es potenciar los rasgos y la belleza de la persona”, opina quien, además, se pone la camiseta de la igualdad de género. “No tendría que ser restringido a si es de hombre o de mujer. Hay que romper con los prejuicios. Si un chico se quiere maquillar, que no piense que no puede hacerlo”, recomienda.

Hace cinco meses se instaló en Buenos Aires para trabajar como maquillador. “Es un mercado que se empezó a abrir bastante. Vienen chicos gay, chicos que se montan, que hacen drag. Y también heterosexuales que consultan porque tienen una marquita en el rostro”, cuenta en el stand de una marca que se exhibe en Unicenter.

“Hace poco tuve un cliente que tiene una cicatriz muy grande en la frente, de una operación, y la quería cubrir. No se animaba a acercarse, me decía que le daba vergüenza, pero como me vio a mí maquillado, se acercó. Así pasa con los hombres que consultan”, concluye este joven que pocos conocen a cara lavada.

Claves del maquillaje masculino

El director internacional de Formación de Maquillaje Lancôme, Germán Moyano, comparte algunos consejos para los hombres:

– Lo primero es la crema: hidrata la piel, trata las líneas y hace bien. Elegir un suero fresco, que irradie la piel, la rejuvenezca y no la deja brillosa.

Germán Moyano, Director Internacional de Formación de Maquillaje Lancôme.

Germán Moyano, Director Internacional de Formación de Maquillaje Lancôme.

– Aplicarse un producto para el contorno de ojos, para descongestionar esa zona. Ideal para comenzar la semana después de un “weekend” de fiesta.

– Los hombres prefieren un polvo mate en la piel más que una base fluida y cremosa. El polvo matifica, empareja, cubre las rojeces y hace una piel más lisa.

– Usar un toque de corrector de ojeras del mismo color que la piel. Nunca más claro. Ayuda a unificar aún más el rostro.

– Las cejas son un signo de masculinidad. Hay que peinarlas y es esencial completar si hay pequeños espacios vacíos.

“Con estos pequeños secretos, los hombres podrán sentirse más seguros y seductores. Porque el maquillaje no es más un tabú, ¡todos lo usamos!”, concluye Moyano.

P.S.