Los millones que generó River en Salta y cómo se distribuyó la recaudación

La fiebre y la adrenalina retroceden, ya no es más que un buen recuerdo y llega el momento de pasar en limpio lo que significó la nueva presentación de River en Salta, que por cuarta vez jugó en el estadio Padre Martearena, por la Copa Argentina. Y generó no solo una gran recaudación y la alegría de miles de simpatizantes, sino también otorgó otros beneficios extradeportivos.
Las entradas vendidas fueron 17.600, lo que arrojó una recaudación de 10.500.000 pesos, producto del expendio de casi 8.000 populares, 5.000 preferenciales, 3.000 plateas laterales y unas 1.000 plateas centrales, numerito más, numerito menos. Hasta anoche no había datos oficiales, pero miembros de la organización estimaron que dicho recuento es casi exacto.
Para el Gobierno, tener a River en Salta le costó “cero” pesos. Para llegar a este resultado se debe sumar el desfasaje económico que generaron los dos partidos que organizó la sede salteña por la Copa Argentina, ambos en marzo: San Martín de Tucumán vs. Agropecuario y Atlético Tucumán vs. Platense, los que arrojaron números rojos. Estos dos partidos eran inevitables ya que formaron parte de un paquete que se vende por completo y que, en este caso, incluyó a River. Es decir, para tener al campeón de América en Salta, había que aceptar los otros dos encuentros. AFA y Torneos y Competencias son los dueños de la Copa Argentina y los que fijan las condiciones contractuales con los estados provinciales. Tómelo, o déjelo.
La deuda de aquellos primeros encuentros se generaron a partir de los gastos que fueron superiores a los ingresos.
Según pudo averiguar El Tribuno, el Gobierno se hace cargo del hospedaje y del traslado de los planteles en todos los partidos. Y aseguran que nada es gratis, que tampoco existe el canje que antes se utilizaba con créditos fiscales para aquellas empresas que aportaban a la causa, como por ejemplo algunos hoteles. Hoy todo se paga. Pero sí destacan desde las oficinas de hacienda la confianza de todas las compañías que, en momento de crisis, ceden los pagos diferidos.
La mayor parte de las ganancias se las llevan los coorganizadores, AFA y TyC, los que fijan un alto canon frente a semejante convocatoria como la del miércoles. Puntualmente de la última recaudación habrían embolsado una cifra cercana a los 7 u 8 millones de pesos. Y TyC destinó 670 mil pesos para pagarle el premio a River.
De los millones que generó la presencia del millonario, también se benefició la Liga Salteña de Fútbol, que por solo llamarse Liga Salteña y ser el nexo de la AFA, cobra. Y la Policía de la Provincia se llevó otra tajadita que destinó para el pago de los casi 200 efectivos adicionales. El resto de los efectivos del operativo correspondieron al servicio diario. Otros miles de pesos se utilizaron para pagar a porteros, acomodadores, boleteros y todos aquellos que tuvieron activa participación.
La verdadera ganancia ingresó por otro lado. Cada vez que viene River se satisface la demanda que existe en estos pagos por un fútbol mejor. Y quizá lo más importante es el movimiento externo, el trabajo que se genera a la vuelta del espectáculo, más el intenso flujo turístico que le aporta a la ciudad. La Secretaría de Turismo no tenía hasta ayer datos concretos al respecto. Pero nada estuvo librado al azar: este partido entre River y Argentino de Merlo fue puesto a propósito en la antesala del fin de semana largo, otorgándole al turista un megaevento deportivo y las bondades que Salta puede ofrecer con sus atracciones.
El partido de Los Pumas por un nuevo Rugby Championship será el gran evento deportivo que se viene en Salta, previsto para el 10 de agosto, pero no se descarta que hasta fin de año puede recalar Boca o algún otro club grande del fútbol argentino. Salta además ingresó en la lista de espera para albergar a la Selección local si este proyecto llega a concretarse.

f: El Tribuno