Como ocurre en cada cambio de gestión, un reducido pelotón concentra el grueso de los emprendimientos que impulsa el Gobierno a lo largo del país

Macri

Son pocos los sectores de la economía que pueden darse el lujo de sumar meses récords desde que Cambiemos asumió en el poder.

De ese acotado grupo, la obra pública emerge claramente como la gran protagonista, impulso que se evidencia en la gran cantidad de autopistas, rutas y caminos en los que se vienen avanzando: hoy día, se contabilizan cerca de 1.200 kilómetros en construcción en todo el país.

 

Ya se terminaron cerca de 300 km, se pavimentaron más de 1.300 km de rutas y se están rehabilitando cerca de 11.000 adicionales.

Como es de suponer, las “mieles” de tamaño envión no sólo endulzan el ánimo de los funcionarios, sino también el de importantes empresas, que sienten que están en una sintonía casi perfecta con el macrismo. Y no es para menos, ya que ese buen entendimiento les ha permitido alzarse con jugosos contratos.

 

Según indica el portal iProfesional, en el último bienio, unas 30 compañías -nacionales e internacionales- se repartieron más de $73.500 millones destinados a obras de este tipo, entre financiamiento local y externo.

De ese total, estos 10 privados se han consolidado como los grandes “barones” de la obra pública macrista:

Empresas

f:Nexofin