Juan Carlos Schmid advirtió que “el día 7 va a haber una gigantesca protesta en contra del enfoque económico que se está teniendo”

DYN18, BUENOS AIRES 29/9/16,LOS MINISTROS DE HACIENDA, ALFONSO PRAT-GAY; DE TRABAJO, JORGE TRIACA; Y DE INTERIOR, ROGELIO FRIGERIO, SE REUNIERON HOY CON LAS AUTORIDADES DE LA CGT, POR LA CENTRAL OBRERA, ESTABAN SUS TRES SECRETARIOS GENERALES, HÉCTOR DAER, JUAN CARLOS SCHMID Y CARLOS ACUÑA; ADEMÁS DE PABLO MOYANO, ANDRÉS RODRÍGUEZ Y OMAR MATURANO, ENTRE OTROS.FOTO-DYN/EZEQUIEL PONTORIERO.

Juan Carlos Schmid, integrante del triunvirato de la CGT, advirtió hoy que la relación entre la central obrera que integra y el Gobierno “está en su punto de tensión más grande”, por lo que alertó que será una “gigantesca protesta” la marcha convocada para el 7 de marzo próximo. En esa línea, volvió a repudiar los despidos y las suspensiones en el sector industrial, y definió a ese cuadro de situación como “una sangría”, que la relacionó con el incremento de las importaciones.

Schmid, consultado por La Red sobre el vínculo entre el Gobierno y la CGT, respondió: “Es una relación que está en su punto de tensión más grande”.

“El día 7 (de marzo) va a haber una gigantesca protesta en contra del enfoque económico que se está teniendo y, particularmente, en el tema de la industria… la sangría que hay en ese sector”, sostuvo. El líder sindical consideró que el Gobierno “ha abandonado por lo menos intentar tener un perfil industrial”. “Que dicho sea de paso nunca lo tuvimos, porque hace 40 años que la Argentina ha abandonado su perfil industrial y lo que hemos tenido son apenas unas primaveras más extensas que otras”, admitió.

Schmid, sin embargo, insistió con que la política económica de la administración central “genera irritación particularmente en el sector industrial”, producto de la “mala administración del comercio exterior”. “Yo no estoy diciendo que cierre toda la importación en una economía globalizada. Lo que digo es que tienen que tener una precisa administración del comercio exterior. Lo que necesitamos para nuestro desarrollo debe ingresar y lo que afecta a la industria nacional no debe ingresar, porque terminamos generando desempleo en la Argentina”, finalizó.

Fuente DyN