“La inflación núcleo tiene un piso en torno a 1,7%/1,8% mensual que no se perfora”, explican las consultoras.

Miércoles 11 de Octubre de 2017

inflacion4-564x300
La inflación amenaza con transformarse en la espina clavada en el plan económico del macrismo. Meses atrás, tanto en el Palacio de Hacienda como en la Casa Rosada y en el Banco Central se mostraban confiados de que en el último trimestre del año el índice de precios iba a estar en 1%, incluso por debajo.

Ahora, ese pronóstico parece difícil de concretarse porque para el mes pasado las cifras de los privados van desde el registro de 2,1% de Fiel a 1,7% de Economía y Regiones, 1,6%-1,4% de ACM y 1,3% de Elypsis.

“La inflación núcleo tiene un piso en torno a 1,7%/1,8% mensual que no se perfora. Es decir, dejando de lado el incremento de tarifas y su corrección de precios relativos, la inflación continúa siendo muy elevada”, señala E&R. En la medición de esta consultora, lo que más aumentó el mes pasado fue indumentaria (5,05%), debido a la mayor demanda por el cambio de temporada. Dentro de los precios regulados, la medicina prepaga fue el único servicio que se incrementó (5%).

Pero uno de los rubros más preocupantes fue alimentos y bebidas, el segmento que mayor peso tiene en el índice de precios -36% del total-. Para domar la inflación por debajo del 1%, este rubro debería subir en torno a 0,85% mensual. La inflación de alimentos y bebidas se ubica en 1,4% promedio mensual en los primeros 9 meses del año, 0,55 puntos porcentuales por encima de lo necesario para cumplir la meta de inflación.