En un estudio que compara el tributo respecto a 2001 se muestra que los trabajadores no perciben mayores ingresos pero sí abonan más a la AFIP.

Como durante los últimos años no se ha actualizado el piso mínimo que no debe abonar impuesto a las Ganancias, al aumentar el monto de los sueldos por la inflación muchos empleados de la clase media pagan cada vez más tributo, a pesar de no haber mejorado su poder adquisitivo.

Según un estudio realizado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), algunos trabajadores en relación de dependencia actualmente abonan una cifra 4 veces mayor en impuestos que lo que pagaban en 2001. Sin embargo, esto no significa que hayan tenido una mejoría en sus salarios respecto al aumento de la inflación.

Es más, quienes reciben un aumento en el sueldo notan que al menos el 13% de dicho crecimiento se lo “come” el impuesto a las Ganancias.

Para realizar este estudio se ha tomado como referencia empleados casados con dos hijos y un cónyuge sin ingresos propios.

Por su parte, la presidente Cristina Kirchner se sigue refiriendo a este tributo como “impuesto a los altos ingresos”.

F, d.veloz