“Hay que conseguir que renuncie, que se vaya”, expresó en una entrevista desde el penal de Marcos Paz, donde está detenido por la causa por presunto encubrimiento al atentado a la AMIA

DElía

“Mauricio Macri no va a terminar su mandato”, fue la frase que más llamó la atención del ex líder piquetero, Luis D’Elía, durante una entrevista que brindó desde el penal de Marcos Paz.

Sobre su estadía en la cárcel, comentó: “Estoy preso por una arbitrariedad política brutal. Pero bueno, estamos compartiendo acá con 50 presos más uno de los pabellones de Marcos Paz. Lo que se vive acá en el penal es lo que se vive en cualquier barrio humilde del conurbano. Los delincuentes de este país no están en la cárcel: los que endeudan, los que blanquean, los que fugan”, comentó al comienzo del diálogo radial con Radio Con Vos.

 

Además, el dirigente presagió una salida anticipada del presidente, Mauricio Macri, antes de que termine el mandato. “Pedir la renuncia de alguien no es un acto sedicioso. Yo no lo deseo, va a pasar: Macri no va a terminar su mandato”, aseguró.

El ex líder vinculado al kirchnerismo está detenido por el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA y aseguró que si bien el presidente Macri ganó las elecciones legislativas en octubre, el descontento social quedó manifiesto en “el diciembre que tuvimos”. “Los que salieron a cacerolear hace unos días eran los votantes de Macri, no los nuestros”, enfatizó.

 

“Hay que poner la protesta social en las calles; hay que conseguir que renuncie, que se vaya. Eso no es un golpe. Pedir la renuncia de alguien no es un acto sedicioso. Yo no lo deseo, va a pasar: Macri no va a terminar su mandato”, dijo el piquetero esta mañana en diálogo con Ernesto Tenembaum en Radio Con Vos.

 

Además, sobre sus días en el penal, comentó que lo vive “como un retiro espiritual” y “una experiencia muy rica”. Y agregó: “Vivo todo esto como un retiro espiritual, vivo esto con el corazón, es una experiencia muy rica y voy a tratar de escribirlo en algún momento. Sería bueno que la clase política estuviera así un tiempo para entender el dolor ajeno, la falta de expectativas”, expres