La propuesta de este exoesqueleto flexible busca minimizar el empleo de las estructuras robóticas, más pesadas y con mecanismos más complejos

Investigadores del Instituto Wyss de la Universidad de Harvard crearon un exoesqueleto flexible que permite mejorar la eficiencia en una caminata y también en asistir al movimiento de los músculos en pacientes con problemas físicos o neurológicos.

Según detalla el diario La Nación, con el aspecto de una calza de corredor, esta propuesta busca minimizar el empleo de las estructuras robóticas, más pesadas y con mecanismos más complejos.

 

En las pruebas de laboratorio los investigadores logaron reducir el costo metabólico de funcionamiento en un 5,4 por ciento respecto a otra personas que no utilizó estos pantalones inteligentes.

Este exoesqueleto flexible cuenta con una serie de cables sobre la tela que funcionan como un segundo par de músculos tensores que asisten al movimiento que realiza el usuario.


Aún en una etapa de desarrollo y evaluación, a este prototipo todavía le resta perfeccionar varios de sus componentes, pero se posiciona como una tecnología prometedora que puede ser utilizada tanto por aficionados al running como por aquellas personas que necesitan una rehabilitación luego de una lesión.