Falta de autoestima, valores y confianza: 7 secretos para desterrar las carencias

La ausencia de objetivos o la falta de optimismo o de valores claros pueden socavar la confianza y terminan llevando a la persona a una especie de autoboicot. Cuál es la mejor forma de combatirlas y salir adelante

Conocerse y reconocerse a uno mismo con los defectos y virtudes y hacer de eso algo mejor

Conocerse y reconocerse a uno mismo con los defectos y virtudes y hacer de eso algo mejor

Cada momento, crítico o no, de la vida que debemos afrontar nos obliga a tomar decisiones que, en definitiva, van trazando caminos personales.
Por eso, todo lo que hacemos o dejamos de hacer expone cómo en verdad somos, con nuestras debilidades y nuestras fortalezas. Se trata, nada más
y nada menos, de conocerse y reconocerse a uno mismo con los defectos y
virtudes y hacer de eso algo mejor.

¿Qué pasa cuando nos sentimos destruidos frente a una crítica que registramos como negativa? ¿Por qué cuando queremos cambiar de trabajo sentimos que no vamos a poder lograrlo? ¿Cuáles son las carencias que hacen que la baja autoestima se apodere de nosotros? ¿Cómo influyen los valores en cada paso que damos?

A continuación, te proponemos una lista para detectar tus puntos más vulnerables, con algunas sugerencias para que los refuerces y descubras aspectos positivos que te ayudarán a superarte y avanzar, cada día, un poco más.

Cuando nos valoramos a nosotros mismos, experimentamos, nos sentimos seguros e importantes (IStock)

Cuando nos valoramos a nosotros mismos, experimentamos, nos sentimos seguros e importantes (IStock)

Carencia de autoestima

Se trata de lo que comúnmente llamamos “amor propio”. Es decir, cómo una persona se ve a sí misma, qué se cree capaz de realizar o a dónde puede llegar. Por el contrario, la falta de una autoestima sólida está ligada directamente al bajo nivel de confianza que uno tiene en sí mismo y a la falta de objetivos claros. Sin dudas, es el motor interno que nos impulsa a hacer cosas.

¿Cómo ganar autoestima?

-Confiá más es vos y no tanto en lo que te dicen los demás sobre vos.
-Establecé objetivos puntuales para tu vida.
-Capitalizate rodeándote de gente positiva y sé crítico para poder descartar a quienes no te ayudan, con su forma de ser, a lograr este fin. Poco a poco, enfocándote en lo que en verdad deseás y queriéndote cada vez un poco más, lograrás vencer esta traba para potenciar tu estima personal.

Carencia de objetivos

Se traduce en la falta de metas concretas, de deseos y planes, propios o que incluyan a familiares o amigos. Ocurre cuando las personas no demuestran entusiasmo en algo porque no se ven capaces de superar una traba, sin importar si es fácil o difícil. Por el contrario, prefieren plantarse en la vereda de no “someterse a esa terrible situación” para, de esta forma, ahorrarse una posible frustración. Muchas veces, en este tratar de no sufrir, se pierden la oportunidad de probar qué tan lejos pueden llegar.

¿Cómo proyectarse?

– Establecé prioridades en los objetivos que te plantees. Escribilos en
orden de prioridad y tené siempre presente esa lista.
– Creé en tus metas, ilusionate e imaginá el momento en que llegás a ellas, pero siempre con los pies en la tierra para no ilusionarse por demás.
-Buscá una oreja que escuche tus objetivos e ideas. Apoyate en alguien para este camino.

Carencia de confianza

La visión negativa que produce la baja autoestima genera que no haya seguridad en lo que se va a hacer o se desea, y es así como aflora la falta de confianza en uno mismo. Como consecuencia, la carencia de seguridad surge cuando las habilidades y capacidades que tenés no alcanzan para creer que sí se puede. Esta falta, además, se expande al entorno y se termina desconfiando de todo el mundo: no son buenas las intenciones que el otro tiene para con nosotros, nadie desea ayudar sino que buscan engañarnos y aprovecharse, pensamos.

La visión negativa genera que no haya seguridad en lo que se va a hacer o se desea, y es así como aflora la falta de confianza en uno mismo

La visión negativa genera que no haya seguridad en lo que se va a hacer o se desea, y es así como aflora la falta de confianza en uno mismo

La timidez, la inseguridad y el temor a quedar en evidencia ante terceros,
ruborizarse al decir algo en público, bloquearse en una situación social y
titubear también son indicios de falta de confianza de quienes necesitan una
dosis extra de valor.

¿Cómo confiar más en vos mismo?

-Sentite seguro y decidido de lo que elegís diariamente para vos. No vivas
en la duda de si lo que decidís día a día es lo correcto.
-Marcá aquellas cosas que querés y esperás, tanto de vos como de terceros.
-Expresales a los demás qué es lo que esperas de ellos. ¡Sé claro!
-Reconocé los méritos ajenos y felicitá por eso. Todo lo que va, vuelve.

Carencia de optimismo

Si ver el vaso medio vacío es moneda corriente y no hay registros de momentos o situaciones positivas, es porque el optimismo es lo que está faltando, y la negatividad, sobrando. La falta de una visión positiva de las cosas se ve reflejada, diariamente, cuando las personas que logran algo no lo disfrutan y lo ven como efímero, mientras que cuando fracasan en algo lo
perciben como permanente, casi como un estigma.

¿Cómo ser más positivo?

-Cuando exista un tema que debas resolver no te estanques en el problema,  concentrate en solucionarlo y en creer que sí sos capaz de cambiar las cosas
y mejorarlas.
-Que la sonrisa sea un sello que te distinga y el mundo lo reconozca.
-Marcate expectativas realistas y no pesimistas.
-Ponerle un toque de humor a la vida es una comprobada manera de pasarla mejor, de encarar cada día con buena onda y, en definitiva, de ser más felices.

Ponerle un toque de humor a la vida es una comprobada manera de pasarla mejor

Carencia de valores

Si bien cada persona cuenta con su lista personal de valores, aprendidos desde la familia y los amigos y reforzados a lo largo de la vida, lo más importante es tratar de tener nuestros propios valores como estandarte, sin abandonarlos en el camino por la falta de convicción. Por el contrario, la ausencia de estos principios vitales es un patrón que se repite en personas cuya autoestima, casualmente, es pobre. Por seguir a la corriente o dejarse influenciar por los demás, muchas veces las personas aceptan cosas que en verdad no desean o se enredan en situaciones que las lastiman. Entonces, mantener una postura firme respecto de lo que sentimos y pensamos, en este punto, es central. No lo resignes.

¿Cómo recuperar los valores?
– Cuestionate a vos mismo qué es importante, cuáles son tus principios y si estás en el camino correcto.
-Establecé reglas personales acordes con los valores que vos tenés.
-No los pierdas nunca de vista.
-Pensar y actuar en consecuencia no solo demuestra coherencia con vos
mismo, sino que te permitirá proyectarte hacia los demás tal y como sos. Para que te aceptan y te quieran así.

La falta de autoestima nos llevará a querer ser aceptados por todos y ese camino nos vuelve débiles y poco creíbles

La falta de autoestima nos llevará a querer ser aceptados por todos y ese camino nos vuelve débiles y poco creíbles

Carencia de coherencia

Siempre que no haya congruencia en la manera de actuar y no se sea transparente en la forma de ser, estamos ante la falta de coherencia. Muchas veces, para ser aceptados por la sociedad, tratamos de hacer cosas que los demás esperan de nosotros, pero no es lo que realmente queremos o sentimos. Nuevamente, la falta de autoestima nos llevará a querer ser aceptados por todos y ese camino nos vuelve débiles y poco creíbles.

¿Cómo trabajar sobre la coherencia?

-Sé sincero y manejate siempre con la verdad, tanto para vos mismo como para terceros.
-Rodeate de personas que lleven como estandarte la bandera de la verdad.
-Recordá que somos nosotros quienes debemos sentirnos bien con nosotros
mismos, para poder manifestar ese mismo sentimiento hacia los demás.
Popularmente, este concepto se puede resumir en una frase simple: “Somos lo que pensamos”.

Carencia de autoconocimiento

Es importante analizarse y conocerse bien para saber y entender cuáles son tanto nuestros defectos como nuestras virtudes.

¿Cuál es la importancia del autoconocimiento?

Hará que todo sea mucho más sincero, al entender que no queremos hacer cosas para complacer a terceros, sino que buscamos estar bien con nosotros
mismos. Así, se aleja la decepción y se refuerza la autoestima.

¿Cómo conocerte más?

-Recordá  que para conocer al universo primero es muy importante conocerse uno mismo.
-Cuestionate diariamente qué querés hacer, hacia dónde vas, qué buscás.
-Tomar una actitud de vida más consciente permite conectar con las emociones genuinas. Por eso, superar las carencias reforzando lo bueno que todos tenemos no es esconder los problemas, sino adoptar una actitud positiva en la vida.

f: Infobae

Comentar

Semanario Cronica del Noa Noticias de Salta y Argentina - Diario Semanal de Noticias de Salta - www.cronicadelnoa.com.ar