Están bajo la lupa al menos cinco obras de alumbrado

La Justicia Federal investiga facturaciones irregulares en varias obras de iluminación que el Municipio capitalino adjudicó en 2017 a las firmas Arcadio y Cecsa, por más de $11 millones, con recursos propios y del Plan Bicentenario.

En el macrocentro

Una de las contrataciones directas que la AFIP y la Justicia pusieron bajo la lupa se relaciona con 300 farolas coloniales que fueron instaladas en la zona macrocentro salteño, con un presupuesto de $1,9 millones.

Hernando de Lerma

A través de otro procedimiento, convocado con un presupuesto similar, se instalaron 300 farolas coloniales en el barrio Hernando de Lerma y villa Soledad.

En la zona sudeste

El tercer expediente investigado se vincula con 690 luminarias que fueron instaladas en la zona sudeste con un presupuesto de más de $2,7 millones.

Otra contratación directa vinculada a la causa es la de 400 farolas coloniales ornamentales que se emplazaron en la zona céntrica de la ciudad de Salta (etapa II) con un presupuesto de más de $2,2 millones.

Los citados proyectos, cuyo monto de inversión fue de casi $9 millones, fueron financiados con fondos del Plan del Bicentenario, que constituyó el gobierno provincial con una emisión de deuda de 350 millones de dólares. El 20% de ese monto fue destinado a obras en los municipios.

En los casos citados, el municipio certificó los avances de las obras y la Provincia, tras el visto bueno de los organismos competentes, liberó los fondos.

Parque Independencia

El 16 de noviembre de 2017, por otra contratación directa, el municipio capitalino adjudicó a la empresa Arcadio obras de iluminación en el Parque Independencia por más de $2,3 millones.

El plazo de ejecución de los trabajos era de 60 días. La empresa debía instalar en ese tiempo una red eléctrica soterrada e instalar 76 farolas dobles y tres torres de iluminación con cuatro reflectores, cada una, con sus respectivos tableros de comando.

Se acordó como condición de pago un 30% de contado, otro 35% a 30 días y el 35% restante a 60 días.

El 24 de noviembre, como subsecretario de Inspecciones y Certificaciones, Francisco Agolio firmó un certificación parcial de obra por el 83,74% de ejecución. Ese mismo día, Arcadio presentó una factura por más de $1,9 millones que cobró tres días después.

El 30 de noviembre, Agolio firmó una segunda certificación de obras por otro 11,26% de avance en los trabajos. Ese mismo día Arcadio presentó otra factura, por más de $260 mil, que cobró el 12 de diciembre.

O sea que en pocos días la obra se dio por ejecutada y las áreas municipales competentes aprobaron los pagos a la contratista en tiempos meteóricos.

El tema es que en el espacio verde de 26 hectáreas, proyectado a ambos lados del río Ancho, entre las rutas 68 y 21, solo se ejecutó parte de los trabajos comprometidos y en el espacio verde que compartirían la Capital y Cerrillos la maleza cubre hasta la piedra fundacional que se colocó en enero de 2017.

Días atrás, en un entrevista radial con La 750, Agolio afirmó que los más de $2 millones que se pagaron a Arcadio por la obra inconclusa no se correspondieron solo con la contratación del Parque Independencia, sino también con otros trabajos que tenía por cobrar la empresa, pese a que las certificaciones y facturas que la AFIP y la Justicia pusieron bajo la lupa aluden a ese expediente.

El funcionario reconoció que no se ejecutó el plan de obras previsto, pero sostuvo que la empresa cobró el 100% de los trabajos de modo justificado. “Todo quedó asentado en los cuadros compensatorios”, afirmó el actual subsecretario de Obras Públicas municipal.

Las empresas investigadas

Arcadio Obras Eléctricas se conformó el 23 de diciembre de 2013 con los socios Jorge Bonifacio y Gerardo Romero. En documentos de la firma, Romero figura como socio de Matías Huergo, exdirector de LuSal Alumbrado de Salta, desde 2015.

A partir del 3 de julio de 2017, Huergo y Romero empezaron a operar con Urkupiña Obras y Servicios SRL.

Romero y Bonifacio, por otra parte, crearon Lusal Obras y Servicios SRL en 2013.

Huergo creó en 2009 la firma VAE Constructora junto a Adriana Verino Adet, con quien en abril de 2013 asumieron la dirección de Berkana, otra empresa del rubro creada en 2010.

Huergo también constituyó en agosto de 2018 la constructora AVAN S.A.S. con Agustina Medrano de la Serna.

Romero, a su vez, figura como director de la firma Cecsa desde enero de 2017.

Aparece, además, como socio creador de la constructora Obrar, en agosto de 2015, con Juan Carlos Aguilera.