Ante las crecientes versiones de que el Gobierno Nacional planea sistematizar para simplificar y abaratar algunas labores de los escribanos, éstos remarcaron la importancia de la actividad que realizan. En Salta son casi 300 los escribanos registrados.

Los escribanos salteños alzaron la voz ante diversas versiones que afirman que el Gobierno nacional sistematizaría algunas de sus tareas con la intención simplificar y bajar costos en los trámites notariales.

Mediante una solicitada, se quejaron de ciertas publicaciones en medios periodísticos donde se afirmaba que “acudir a un escribano en Argentina es caro comparando con lo que ocurre en los Estados Unidos, en donde en las oficinas del correo habría un robot que, por poca plata, certifica” y manifestaron una fuerte preocupación por el menosprecio de su profesión.

Carlos Baldi, presidente del Colegio de Escribanos Públicos de Salta, dijo en diálogo con Dossier Empresario que en esta situación hay una fuerte “visión economicista” y “se desconoce la función social del escribano”.

Con intención de recordar los alcances del ejercicio profesional, los escribanos reforzaron su condición de fedatario público: “Es bueno aclarar la responsabilidad que le cabe a los escribanos, justamente porque a través de sus actos un notario se involucra personalmente. Es responsable de lo que pasa delante de él y responde por ello”, dijo Baldi, al tiempo que hizo hincapié en “la confianza que la gente pone sobre nuestros juicios y la tranquilidad que nosotros llevamos respecto a su patrimonio, su familia, sus emprendimientos”.

Por otro lado, los honorarios de los profesionales están fijados internamente por el cuerpo de escribanos, a través del consejo directivo. En Salta los honorarios “están por debajo de Jujuy y Tucumán”, según Baldi y, en cada una de las provincias argentinas, los consejos directivos de los colegios establecen sus propias tarifas. En otros lugares, también se ajustan por ley.

Tanto a nivel nacional como a nivel local, los gobiernos trabajan desde hace tiempo en medidas tendientes a la modernización de diversos trámites y su desburocratización para la sociedad. El ciudadano común ve con buenos ojos la posibilidad de realizar gestiones de manera más práctica, con pasos más sencillos o bien, a través de internet. Baldi dijo que acompañan este tipo de iniciativas e incluso a nivel local mantuvieron reuniones con el director de Rentas para simplificar gestiones a través de internet. “También estamos trabajando la firma digital, cosa que ya en escribanías del mundo se vienen dando hace un tiempo. Todo lo que hace a la modernización, acompañar y no quedarnos atrás es de sumo interés para nosotros, pero más lo es que se tenga claro cuál es el rol fundamental que cumplimos”.

En Salta son casi 300 los escribanos registrados por el colegio que los representa. “Estamos convencidos de que el notariado subsiste en el tiempo por la utilidad social que genera y que brinda seguridad, valor y permanencia a un costo razonable. Es el componente impositivo el responsable del encarecimiento de la intervención del escribano”, explicó Baldi.

Por otro lado, recordó que todos los años el Colegio de Escribanos realiza la Jornada Gratuita de Asesoramiento, donde brindan asesoramiento a todas las personas que lo necesiten. Por consultas, los interesados pueden comunicarse al 4220151.