Raúl Reynoso, juez Federal en Orán, se mostró satisfecho por la bocanada de aire que trajo esta nueva disposición a la Justicia Federal. Menos intervenciones, causas y detenciones.
Reynoso contó que al tomar intervención la policía provincial y la justicia local en las causas de microtráfico, hay un alivio a la tarea de la Justicia Federal, que tenía exclusividad en este delito. Anteriormente a esta disposición debían reunirse semanalmente con las madres del dolor, los presidentes vecinales de los 5 departamentos del Norte provincial y el trabajo era incesante.

Sumado a esto, el Juez Federal dijo que se realizaban semanalmente innumerables allanamientos en las bocas de expendio, así como la detención de una gran cantidad de personas. Incluso dijo que se llegó a tener 300 personas, lo que alguna vez incluso motivó una polémica medida de liberar presos por falta de lugar. Sin embargo, en las últimas semanas se bajó a 250 y se espera que estos números vayan descendiendo paulatinamente por la participación provincial en el tema drogas.

Contrabando y hojas de coca

Raúl Reynoso, Juez Federal, explicó que uno de los delitos que más se dan actualmente en la zona de frontera es el contrabando de mercadería y la tentativa de ingreso de hoja de coca en cantidades considerables. Tres años atrás uno de los delitos más comunes era la tentativa de contrabando de exportación de vehículos robados en Argentina y que intentan ser llevados hacia Bolivia. El delito más común y que siempre está presente es el intento de pasar la frontera con documentos adulterados.

F: Canal 9