“Macri dijo que tenía el mejor equipo de los últimos 50 años pero ahora todas las estadísticas macroeconómicas son decepcionantes”, analizó el prestigioso medio británico, el cual también alarmó sobre una posible vuelta de medidas populistas

miércoles 26 de junio de 2019 –

El sector financiero internacional es uno de los actores que sigue bien de cerca el rumbo político argentino. En este marco, y con las elecciones cada vez más cerca, la británica Financial Times (FT), realizó un balance de los cuatro años de gestión de Mauricio Macri y planteó como interrogante si Alberto Fernández, quien encabeza la boleta del Frente de Todos, podrá capitalizar “los errores” del Presidente.

El artículo del periódico británico pone el foco en dos cuestiones que ponen en peligro la reelección de Macri: su fracaso en reducir la pobreza, la gran promesa de campaña de Cambiemos, y la crisis económica que lo obligó a acudir al FMI por un préstamo de 56 mil millones de dólares.

“Argentina es un caso único en la historia moderna sobre cómo un país que era uno de los diez más ricos del mundo hace un siglo se convirtió en un país en desarrollo”, afirma el Financial Times.

A su vez, el medio especializado se detuvo en la obra pública, una carta que el Gobierno sacó a último momento para diferenciarse del kirchnerismo. Al respecto, describe que la obra del Paseo del bajo y otras inauguraciones son un intento de Cambiemos de desviar la atención sobre la imposibilidad de bajar la pobreza en estos cuatro años: “Los índices se mantienen casi iguales a cuando asumió, cerca del 32%. Algunos analistas sostienen que exageró en su promesa y no pudo cumplir”.

“Macri dijo que tenía el mejor equipo de los últimos 50 años y si bien le dio algunos éxitos en su primer año, ahora todas las estadísticas macroeconómicas son decepcionantes: la inflación alcanza el 57% y la economía se contrajo un 4,1% en el mismo período”, sostiene.

Sin embargo, el Financial Times reconoció que al asumir Macri, la Argentina estaba en una crisis en su balance de pagos, con las reservas del Banco Central casi vacías. También que la política de subsidios del kirchnerismo generó un gran déficit fiscal y que la inflación era tan alta que la administración anterior dejó de publicar los datos del Indec.

Otra concesión que el medio británico le hace a Macri es la “mala fortuna” de cuestiones que el equipo económico del Presidente no pudo prever. “Sufrió la peor sequía en medio siglo y cuando los inversores comenzaron a retirar fondos de los mercados emergentes debido a la suba de tasa por parte de los Estados Unidos, la Argentina fue particularmente golpeada debido a que dependía mucho de los préstamos internacionales. Sin estos factores, la crisis económica se podría haber evitado”.

 

 

Un posible gobierno peronista

 

Sobre un futuro gobierno, la publicación plantea que los mercados ven con preocupación que un retorno del peronismo sea “una mala noticia para la economía”, en especial si significa “un retorno al gasto desmesurado con el objetivo de mantener el apoyo electoral en zonas como la provincia de Buenos Aires. Esto podría echar a perder el acuerdo con el FMI o, peor, generar otro default”.

Respecto al resultado de las elecciones, explica que hace poco más de un año la reelección de Macri parecía casi segura, pero que la crisis cambió ese escenario. Y cita una encuesta de Management & Fit que muestra un empate entre el mandatario y Alberto Fernández.

“Para Macri mucho dependerá de la estabilidad del peso. Cualquier tipo de volatilidad como la del año pasado haría disparar la inflación aún más, haciendo disminuir el salario real y golpeando el bolsillo de los votantes en un momento crítico”, analiza.

En el final, el FT plantea la duda principal que tienen los inversores extranjeros: “¿Volverá a caer la Argentina en default luego de que un nuevo gobierno llegue al poder en diciembre?”. Y aseguran que es una “pregunta válida” ya que el país estuvo en cesación de pagos ocho veces, la última en 2014.

Sobre esto, sostiene que el FMI es optimista y estima que la deuda de la Argentina caerá del 89% al 60% del PBI en 2024. Aunque esto está basado en cálculos que pronostican un crecimiento anual del 2,5% y un superávit fiscal del 1% del PBI.

Y agrega que el Instituto Internacional de Finanzas resalta tres fuentes de vulnerabilidad: necesidad de gran financiamiento público, alta deuda externa y lograr mantener la política fiscal ajustada durante un largo período de tiempo.

Acorde a Edward Glossop, economista de Londres, es probable que haya una reestructuración de la deuda antes de que venzan los pagos al FMI en 2021, sobre todo si asume un gobierno peronista. Y menciona que gran parte de los tenedores privados de deuda son grupos como Allianz/Primco, Franklin Templeton, BackRock, GMO y Fidelity.

f;Minuto Uno