Es el presidente de Albanesi

Ante la Justicia, admitió que hizo pagos ilegales a funcionarios durante el kirchnerismo.

Armando Loson, escoltado por la Policía Federal cuando fue trasladado a los Tribunales. (Foto Rolando Stracuzzi)


En la causa que investiga “los cuadernos de las coimas“, otro empresario se acogió al régimen del “imputado colaborador”. El nuevo arrepentido es Armando Loson, presidente de la empresa Albanesi. El acuerdo se firmó este miércoles por la tarde y se espera la homologación del juez Claudio Bonadio para que obtenga la excarcelación. Con esta decisión, ya son seis los “arrepentidos” en esta causa que investiga una ruta de sobornos de más de 200 millones de dólares.

La causa que se inició con los 8 cuadernos en los que Oscar Centeno consignó datos, direcciones, nombres de ex funcionarios, empresarios y montos de dinero en algunos casos, sumó así este miércoles otro imputado colaborador, luego del acuerdo firmado con el fiscal Carlos Stornelli.

Ante el funcionario del Ministerio Público, Loson admitió el pago ilegal de aportes para la campaña electoral de 2013 a favor del Frente para la Victoria y señaló que era Baratta el que lo presionaba para realizar las entregas de dinero.

En esta oportunidad Loson se acogió al régimen al que ya se sumaron otros empresarios como Angelo Calcaterra, Juan Carlos De Goycochea, Javier Sánchez Caballero, Héctor Zabaleta y el propio Centeno.

Para la Justicia, “los recaudadores de la asociación ilícita contaron con la participación de empresarios que pagaron 35.645.000 dólares en un sinnúmero de oportunidades entre 2008 y 2015”. Es por ello que para la Justicia esto permite “acreditar la permanencia en el tiempo de la organización ilícita”.

En este contexto Loson, detenido la semana pasada por el juez Bonadio, obtuvo su libertad tras la firma del acuerdo en el marco del cual asumió el pago de “fondos ilegales”. Los que recaudaba Roberto Baratta y que según los manuscritos de Centeno, después de recaudarlos los llevaba siempre a Uruguay 1306, el departamento de Néstor y Cristina Kirchner.

Según el fiscal Stornelli, los ex presidentes fueron quienes comandaron la asociación ilícita en la que ya hay 36 personas imputadas. Para el juez Bonadio los empresarios fueron una pieza fundamental en la maniobra investigada.

Armando Loson, de la firma Albanesi, figura en varios tramos de los cuadernos que dieron origen a la causa, al igual que otros empresarios, realizando pagos de dinero que la Justicia investiga bajo la figura de sobornos.

Esta ruta de fondos que busca desentrañar el juez Bonadio junto al fiscal Stornelli incluye a ex funcionarios kirchneristas y a empresarios de la construcción y del sector energético. Para sumarse a la figura del “imputado colaborador”, Loson tuvo que aportar “información relevante” y de “mayor envergadura”, ya que cuando “más personas se suman la información debe ser más importante”, explicaron fuentes judiciales a Clarín.

Albanesi es un grupo empresario argentino de capitales privados fundado en 1929, que cuenta con más de 80 años en el mercado local.

Las principales actividades de Albanesi son la comercialización de gas y la generación de energía eléctrica. Cuenta con 11 centrales generadoras de energía eléctrica ubicadas en las provincias de Tucumán, Santiago del Estero, Córdoba, Santa Fe, La Rioja, Buenos Aires y Río Negro, que en conjunto generan un total de 1600 MW de potencia instalada.

La empresa continúa adelante con la ejecución de los proyectos previstos en su plan de inversiones 2018-2020, a partir de las adjudicaciones en el marco de la licitación pública realizada en octubre de 2017 (resolución 287/17). Esto involucra expansiones de capacidad en la Central Térmica Modesto Maranzana (Río Cuarto, provincia de Córdoba) y Central Térmica Ezeiza (Ezeiza, provincia de Buenos Aires). Los equipos están contratados y en proceso de fabricación, y la entrega está prevista para el primer trimestre de 2019. El inicio de la operación comercial comprometido con CAMMESA es para el segundo semestre de 2020.

Recientemente la Central Térmica Roca (General Roca, provincia de Río Negro) inauguró 60 MW adicionales mediante el cierre de ciclo de la central, alcanzando la misma una capacidad total de 190 MW. Con esto terminó con éxito su plan en obras 2016-201

f:Clarin