El objetivo era el 4,2% del PBI; se logró bajar el gasto por primera vez desde 2004; para 2018 se prevé un rojo de 3,2%

Dujovne

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, presentó ayer en una conferencia de prensa en el Palacio de Economía el resultado fiscal de 2017.

Junto a los secretarios Sebastián Galiani y Rodrigo Pena, confirmó que el déficit fiscal primario fue negativo por $404.142 millones, es decir 3,9 puntos porcentuales del Producto Bruto Interno (PBI).

“Hemos sobrecumplido la meta en 0,3 puntos del producto”, celebró el ministro. En efecto, la meta fiscal primaria para 2017 era de 4,2% del PBI.

Al respecto, Dujovne remarcó que “Alcanzar este resultado no fue una tarea sencilla” y remarcó que el mercado en el transcurso de este año no confió en que la meta fuera a cumplirse, ya que el punto de partida era un déficit primario de 4,6% del PBI logrado con el impulso del Sinceramiento Fiscal. De acuerdo al Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), Hacienda iba a quedar ligeramente por encima de su meta.

 

“Hemos logrado ejecutar una política fiscal independiente del calendario electoral”, remarcó el ministro.

En total, el esfuerzo fiscal fue de 1,7% del PBI, producto de una reducción de la deuda flotante de 0,2% del PBI, ingresos creciendo al 23% (lo que asciende al 28% si no se toman los ingresos extraordinarios del Sinceramiento Fiscal) y gastos corrientes aumentando a razón del 22% interanual.

 

“Los ingresos superaron el ritmo de crecimiento del gasto por primera vez desde 2004”, ilustró Dujovne quien también remarcó que la deuda flotante está “en el menor nivel de las últimas décadas”.