Miércoles, 17 de abril de 2019

El Gobierno reconoció “faltantes” de vacunas, pero aclararon que el problema “no es crítico”.

 

 

En un pronunciamiento unánime senadores y diputados nacionales de Salta, solicitan a la Secretaría de Salud de la Nación que dé cumplimiento a la entrega de vacunas obligatorias y gratuitas incluídas en el calendario nacional. También piden la entrega de los insumos necesarios para la vacunación.

La Cámara de Diputados aprobó anoche Sobre Tablas una Declaración que lleva las firmas, entre otros, de los diputados Ramón Villa (Rivadavia-PV), Tito Angel (San Martín-FPV, Juan Fernández Molina, (Güemes-PJ), Lucas Godoy (Capital-PJ).

La diputada Gladys Paredes (San Martín-PV), dijo de las vacunas que nadie puede dudar de la eficacia para disminur las enfermedades. Algunos autores, publica Nuevo Diario, dicen que el valor máximo contra las enfermedades es el de la potabilización del agua y le siguen las vacunas.

Expresó que quienes estudiamos medicina y carreras de salud, sabemos que en el primer nivel figura la prevención, en el segundo el del tratamiento y el tercero la rehabilitación. Las vacunas actúan ciento por ciento en lo que es la prevención.

Dijo que: “En este recinto manifesté la situación con la prevención por la enfermedad del meningococo en los niños al ser suspendida por el gobierno nacional la vacunación que previene la meningitis. Y eso no quedó allí sino que la vacuna comenzó a suspenderse en otras edades”.

Del total de 20 vacunas se suspendieron ocho. Un 40% que se están colocando a medias. Los agentes sanitarios son los que padecen porque deben decidir a qué niño colocar, lo que pone en riesgo la salud de los niños esencialmente.
La vacuna es un derecho y una obligación del Estado. Esta medida de suspensión atenta contra la salud del pueblo y sus derechos adquiridos.