Estiman recaudar unos 35 mil millones de pesos con el nuevo tributo, que se reparte 60% y 40% entre Provincias y Nación. Se estima que en 2019 se adelantará la mitad


miércoles 5 de diciembre de 2018 –
8:02 pm

La Cámara de Diputados convirtió en ley este miércoles los cambios al Impuesto a los Bienes Personales, que había llegado en segunda revisión del Senado con la modificación que deja afuera del cálculo del tributo a la casa habitación, hasta los 18 millones de pesos.

Bienes Personales era la última ley “complementaria” al Presupuesto que faltaba sancionar y es clave para las provincias porque el impuesto se coparticipa, y los gobernadores lo reclamaban como parte del balance de sus cuentas, tras los recortes que sufrieron en el Presupuesto.

La ley eleva el mínimo no imponible de los actuales $1.050.000 a $ 2.000.000 a partir de 2019, y establece subas en las escalas con porcentajes diferenciados: aquellos que declaren bienes por entre $ 2.000.000 y $ 5.000.000 pagarán una tasa de 0,25%; de $ 5.000.000 a $ 10.000.000 tributarán 0,50%, y a partir de los $ 20.000.000, la tasa será de 0,75%.

El diputado macrista Luciano Laspina, como titular de la Comisión de Presupuesto, habló brevemente para explicitar el apoyo al cambio respecto de la casa habitación que introdujo el peronismo en el Senado, iniciativa del senador Miguel Pichetto que contó con pronto apoyo de Cambiemos para atenuar la presión impositiva sobre las clases medias.

 

La nueva valuación es la agencia que se creó para unificar criterios en todo el país y valuar los bienes según sus precios de mercado. Por esa razón se puso un piso alto para que empiece a tributar la casa habitación: $ 18 millones, que al cambio actual son unos u$s 470 mil dólares.