El ministro de Producción y Trabajo quiere monopolizar el poder de la cartera y para ello quiere correr a un costado al Secretario. Desde Casa Rosada descuentan su salida para diciembre y ya piensan en un reemplazo


jueves 8 de noviembre de 2018 –
1:40 pm

En un clima de conflictividad social producto de la recesión económica, uno de los flancos de disputa del Gobierno son los gremios. Se trata de una negociación áspera que tiene no sólo como protagonistas a las sindicales obreras sino también al empresariado, reacio también a los recortes.

En este marco, hay una fuerte interna en el ministerio de Producción y Trabajo que haría salir al secretario Jorge Triaca y a su par Luis Miguel Etchevehere, de Agroindustria. La salida de Triaca no se debería solo a un ajuste interno del Gobierno, sino a una interna con el actual ministro de la cartera, Dante Sica.

El economista desea un control total sobre el área, que Triaca no está dispuesto a ceder. De hecho, el ex ministro de Trabajo había conseguido una estrecha relación con el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, un pieza que hasta el momento había sido parte de la “mesa chica” del Ejecutivo. Pero Quintana ya no está.

 

La idea de la Casa Rosada es que el secretario de Trabajo abandone su cargo en diciembre, en el marco de una serie de reacomodamientos, aunque los tiempos podrían acelerarse con el correr de las horas.

Nombres

Según informa Perfil, entre quienes se mencionan para ese cargo aparece Marcelo Villegas, el ministro de Trabajo de María Eugenia Vidal. Villegas ingresó a la función pública en diciembre de 2015. Antes fue director en Telecom. En La Plata lo consideran clave para la caída del “Pata” Medina, el sindicalista de la UOCRA, y Marcelo Balcedo, de estatales del SOEME, quienes están presos.

Otro nombre, que reveló el sitio La Política Online, es el de Tomás Calvo, un abogado ligado a la UOM desde hace 30 años como apoderado legal, pero cuyo CV se destaca por su paso por el Grupo RHUO, como director de Relaciones Institucionales. El Grupo se quedó, en 2013, con la polémica OCA, cuyos conflictos con la AFIP la pusieron al borde del abismo. Calvo trabajó allí hasta octubre de 2016. La movida sería parte de un consenso con la CGT, algo más que necesario para el Gobierno por estos días.

 

Otro que se (auto) anotó es Lucas Fernández Aparicio, quien emigró del área de Transporte a Trabajo pero jamás logró ponerse a las órdenes de Triaca. El hasta ahora secretario logró, hace meses ya, que sea devuelto a Transporte. Peronista, el joven Fernández Aparicio se ilusionó con reemplazar a Triaca cuando estalló el escándalo familiar del ex diputado nacional pero no logró alcanzar su objetivo de sucederlo. Hoy se anotó en la lista de espera.

Finalmente aparece el abogado Horacio Pitrau, parte de la “mesa chica” del secretario, y partícipe de los desayunos que se organizan en San Isidro.

f:Nexofin