Viernes 14 de julio del 2017 – 8:13 am
Aunque no es modelo, la figura de Antonela Roccuzzo, 29 años y flamante esposa de Lionel Messi, se roba todas las miradas y las cámaras cada vez que desembarca en algún destino playero es un claro objetivo de los paparazzi
La luna de miel en Antigua que se tomó la pareja por estos días no es la excepción. Madre de dos hijos, la rosarina tiene una figura envidiable fruto de una buena genética pero también de una exigente rutina de ejercicios, que ha logrado mantener gracias al gran secreto que no mantiene guardado bajo cuatro candados.

¿Cuál es el secreto? Antonela cuenta con dos niñeras de tiempo completo, lo que le permite darse tiempo para el cuidado de su cuerpo y salud. Cada día, un entrenador personal la visita en su mansión de Castelldefels (a 25 kilómetros de Barcelona) donde en el gimnasio de la casa entrena por dos horas.

Sobre todo, se dedica a ejercicios aeróbicos y ahora la sumó la divertida disciplina del zumba. En cuanto a la dieta, Antonela lleva a su mesa muchas proteínas y pocas harinas.

f.nexofim