comer-sano-fuera-de-casa_15_1000x564

Algunos tips a tener en cuenta a la hora de comprar la comida

domingo 9 de junio de 2019 –

 

A menudo escuchamos que comer sano es caro. A veces es cierto, pues los alimentos de mejor calidad tienden a tener un precio más alto porque cuesta más producirlos. Sin embargo, es posible tomar algunas medidas para llevar una dieta más saludable incluso cuando estamos pasando por dificultades económicas.

Lo más importante es ver la buena alimentación como un inversión a futuro para tu bienestar y el de tu familia. Estos son algunos consejos:

– Ir a los mercados de productores

Los mercados y ferias de vegetales y frutas gestionados por los propios productores son una manera excelente de saltarnos a los intermediarios y adquirir productos de buena calidad al mejor precio.

– Aprovechar las estaciones

En el invierno las frutas son más caras y tienden a no ser de tan buena calidad como en primavera. Mantenete al tanto de cuáles son los frutos de la temporada y así podrás obtenerlos a un precio reducido. Mejor aun si los compras por cajón, que son más baratos.

– Comprar a granel

Los productores de frutos secos, semillas, legumbres y cereales suelen tener sus propios mercados, donde podés comprar sus productos sin envases.

– Planificá comidas

Hacerlo por adelantado te ayudará a ser más eficiente en las compras. Si organizás las comidas de la semana, los ingredientes se distribuyen de manera más deliberada y menos aleatoria, lo que te ayuda a aprovecharlos.

– Cortá y guardá hierbas aromáticas

Es algo que podés hacer de forma muy eficiente con el perejil, cilantro, ciboulette, etc. Cuando las almacenás todas juntas en la heladera, se marchitan más rápidamente, pero cuando las cortás al comprarlas y las enfriás por separado en su propio envase, optimizás las compras.

– Controlá los gastos

Los gastos pequeños en comida que hacés mientras estás trabajando o en la calle suman poco a poco. Tomá nota cada vez que tengas que comprar algo, y así tendrás un documento que exprese tus hábitos y cómo hacer los ajustes necesarios.

– Llevá tu propia botella de agua

De esta manera, recordarás tomar agua, evitarás comprar bebida en la calle y ayudarás al medio ambiente.

– Evitá comer fuera de casa

Cuando cocinás, podés asegurarte de comer con ingredientes sanos y evitas los gastos adicionales.

Fuente: La bioguía