0002513387

12/06/2019

El ex funcionario no habló en sus últimas palabras. Hay otros seis acusados, entre ellas una monja del convento

José López fue juzgado por enriquecimiento ilícito y lavado de activos. De acuerdo con el veredicto del caso, el ex secretario de Obras Públicas fue condenado a 6 años de prisión por el delito de enriquecimiento ilícito, en la causa donde se lo investigó por los bolsos con 9 millones de dólares que en junio de 2016 buscó esconder en un convento de General Rodrígue. Además recibió una multa del 60% e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos. Su mujer recibió una pena de dos años de prisión.

 

De traje negro, sin retirar su mirada del Tribunal que lo juzgó desde el 11 de junio del año pasado, López escuchó la condena en su contra. Los jueces Ricardo Basílico, Adrián Grunberg y José Michilini encontraron responsable al ex secretario de Obras Públicas de Cristina Kirchner responsable de los delitos atribuidos.

 

Por otro lado, se solicitó el decomiso del dinero y bienes involucrados en el expediente que lo llevó por primera vez al banquillo de los acusados y ser “dispuestos” al Hospital de Pediatria Garrahan y el Hospital de Niños Gutiérrez en partes iguales.

 

En relación a la monja Celia Inés Aparicio, finalmente, fue absuelta. Durante el juicio, el fiscal Osorio había remarcado que no surgieron a lo largo del debate elementos que permitan sostener el “ánimo doloso” de la imputada de encubrir la comisión del hecho ilícito de José López. “La prueba examinada demostró que no era ella sino la madre Superiora Alba la que tenía contacto directo con José López y María Amalia Díaz. Y que la noche del hecho Aparicio sólo actuó cumpliendo órdenes, sin que existiera indicio alguno que tuviera conocimiento del contenido de los bolsos”.