desafio-de-subir-escaleras-de-15-minutos-750x450

Sacale provecho a subir y bajar los escalones

martes 9 de julio de 2019 –

 

 

Subir escaleras se trata de una actividad aeróbica muy eficaz para trabajar los músculos de las piernas, quemar grasas de la parte inferior del cuerpo y gastar energía. La frecuencia cardíaca y la capacidad pulmonar mejorarán notablemente.

Una persona de 65 kilos de peso puede quemar cerca de 500 calorías si sube y baja las escaleras durante una hora. Esto dependerá de la cantidad de escalones y la velocidad, pero es un estimado para que tengas en cuenta la eficacia de este ejercicio que no necesita ningún elemento adicional.

Reduce la probabilidad de padecer enfermedades crónicas como ser los problemas cardiovasculares y la diabetes. Podrás reducir notablemente los niveles de colesterol malo de la sangre y gozar de más energía.

Si tu objetivo es quemar grasas en las piernas y en la zona abdominal, subí lo más rápido posible, tené siempre la espalda derecha y usá ropa adecuada.

Según los expertos, tanto subir como bajar son buenos por igual, eso sí, no trabajan los mismos músculos. Por ello se recomienda hacer ambos.

Cuando subimos o cuando bajamos por las escaleras, la intensidad de la actividad es casi la misma. Al subir, los gemelos, los glúteos y los cuádriceps son los que hacen el trabajo. Al descender sólo los cuádriceps, que tienen que esforzarse para controlar la atracción de la gravedad del cuerpo.

Algunos ejercicios son:

Subir de puntillas

Subí con las piernas juntas y dando saltos entre cada escalón. Haciendo esto al menos tres veces al día incrementarás la fuerza explosiva y mejorarás la elasticidad de los músculos.

Correr

Subí las escaleras a mayor velocidad posible. Hacé cuatro series recuperando aire al bajar.

Subir de dos en dos los escalones

Consiste en correr subiendo de dos en dos los escalones, al menos 12 (seis saltos). Hacer cuatro series y recuperar en la bajada.

Subir con un solo pie

Se ejercita dando saltos con una sola pierna, dejar la otra en el aire, sin tocar los escalones. Hacer cuatro series (dos con cada pierna) y recuperar en el descenso.

Saltar como “rana”

Efectuar saltos en cuclillas con las piernas y los pies juntos. Tres series de 10 escalones cada una.

Llevar los talones a los muslos

Se realiza un salto más amplio, cuando se sube, el talón va hacia atrás hasta tocar el muslo o el glúteo, alternando con cada paso. Hacer 4 series de 10 escalones cada una.

Elevación de rodilla

Hacer también un paso más amplio para subir las escaleras, tratando de tocar el abdomen con la rodilla, con pasos alternados, hacer 3 series de 16 escalones cada una.

Si sentís que es poco, podés ir aumentando la velocidad cada dos semanas. Luego, añadir algo de peso (puede ser una pesa, una bolsa o una botella con arena).

Fuente: Mejor con salud