07/02/2019 09:28 hs
Los restos llegaron en las últimas horas al puerto de Weymouth confirmó la agencia que investiga el accidente. Ahora será revisado por el perito forense.
Comienza el trabajo para identificar el cuerpo hallado en el avión de Emiliano Sala tras llevarlo a Inglaterra

La agencia británica de investigación de accidentes aéreos (AAIB) confirmó este miércoles por la noche que después de varios intentos fallidos logró rescatar el cuerpo que había sido encontrado entre los restos del avión que llevaba a Emiliano Sala. Horas más tarde, el buque “Geo Ocean 3″ utilizado en esta operación llegó al puerto de Weymouth con los restos y en las próximas horas comenzarán las tareas de identificación

 

“Siguiendo extensas tomas visuales en el sitio del accidente y usando un vehículo remotamente operado (ROV) se decidió intentar operaciones de recuperación. En desafiantes condiciones, la AAIB y sus especialistas contratados recuperaron en forma exitosa el cuerpo que previamente había sido visibilizado entre los restos del avión”, dijo la agencia estatal en un comunicado de prensa al que logró acceder Clarín cerca de la medianoche en Gran Bretaña.

Advirtió también que ya fueron notificadas las dos familias: la de Sala y la del piloto británico David Ibbotson, quien conducía el malogrado Piper Malibu. “La operación se llevó a cabo de la manera más digna posible y se mantuvo a las familias informadas del progreso”, remarcó. Lo que no se pudo sacar a flote hasta el momento fue el avión que está a 63 metros de profundidad. Las pésimas condiciones climáticas que habrá en los próximos cuatro días obligaron a suspender en forma temporaria la búsqueda.

 

“Desafortunadamente los intentos de recuperar los restos del aparato no tuvieron éxito porque las pobres condiciones climáticas forzaron al ROV a regresar al barco. El pronóstico meteorológico es malo para los próximos días y fue adoptada la difícil decisión de cerrar la operación”, explicó el comunicado.

 

Lo que todavía no está confirmado es a quien pertenece el cadáver rescatado. “El cuerpo está siendo llevado a Weymouth para que pase al cuidado del coroner o forense de Dorset”, adelantaba la agencia en su declaración. Justamente será el perito forense quien se comunicará con los familiares. Se estima que ocurrirá en las primeras horas del jueves.

El barco Geo Ocean III, que pertenece al Ministerio de Defensa de Gran Bretaña y trabaja bajo las órdenes de los investigadores de la AAIB, había levantado anclas en horas de la tarde dejando el lugar de la búsqueda, a 24 millas de la isla de Guernsey, para emprender camino hacia el puerto de Portland.

 

En principio se creía que el barco había decidido levantar el operativo a raíz del alerta meteorológico que hay en la zona, donde se prevén vientos de más de 70 millas por hora y fuertes tormentas. El mal clima no sólo afectará las aguas del Canal de la Mancha, sino que también golpeará duro el sur de Gran Bretaña, donde se esperan inundaciones y cortes de luz en las ciudades costeras.

Sin embargo, horas después se confirmó que habían logrado reflotar el cuerpo visibilizado entre los restos del Malibu Piper. El avión había sido encontrado el domingo pasado gracias al trabajo del oceanógrafo David Mearns, quien lo detectó con un sonar junto a su equipo a bordo del FPV Morven. Llevaba 13 días desaparecido.

Mearns, experto en recuperar buques hundidos, trabajó en forma conjunta con el Geo Ocean III y en apenas seis horas localizó el avión. Había sido contratado por la familia de Sala, que logró recaudar cerca de 400 mil euros a partir de un colecta solidaria online de la que participaron grandes figuras del fútbol mundial además de miles de aportantes anónimos.

 

La familia Sala continuaba hasta ayer en Nantes. Los hermanos de Emiliano, Romina y Darío, su mamá Mercedes, y sus cinco amigos continúan en el hotel pero proyectan trasladarse a Londres en los próximos días. El club les puso un traductor y ellos son un grupo tan dolorido como cerrado a los requerimientos de la prensa. Están enojados con los trascendidos que se publicaron. Viven en un hotel apoyados por el club Nantes, por los amigos de Emiliano y por los jugadores del equipo francés.

Tienen una

obsesión: que identifiquen el cuerpo, saber si es el de Emiliano y que no haya dificultades inmediatas para poder trasladarlo a Progreso, su pueblo santafesino en Argentina.