Además de incluir aquellos que nos ayuden a regenerar los cartílagos, también debemos consumir ingredientes ricos en antioxidantes y con propiedades antiinflamatorias

Nuestra salud articular es muy sensible al paso del tiempo, a nuestra alimentación y a los hábitos de vida que llevemos.

Lo primero que deberemos hacer en caso de sufrir ya ciertos dolores articulares o inflamaciones, es consultarlo con nuestro médico.

Disponer de un buen diagnóstico es clave para conocer qué estrategias podemos poner en práctica para disponer de una buena calidad de vida.

Es necesario cuidarlas y saber qué alimentos optimizan su salud. A continuación, te explicamos cuáles son los mejores.

La importancia de ciertos alimentos para cuidar de tu salud articular

  • Hay alimentos que reducen la inflamación.
  • También hay muchos alimentos que nos ayudan a regenerar el cartílago.
  • Asimismo, existen ciertas vitaminas y componentes como los antioxidantes que mejoran la salud articular.

Cuando nos diagnostican artritis debe quedar claro también que los milagros no existen. Vamos a tener que someternos a diversas terapias y a una medicación que determine nuestro especialista.

Sin embargo, cuidar de nuestros hábitos cotidianos y de nuestra alimentación reducirá una parte de la sintomatología asociada.

Veamos ahora qué alimentos median en el bienestar y en la salud de nuestras articulaciones.

1. Una naranja entera

Los cítricos, y en especial, las naranjas, son fabulosas para nuestra salud articular. Ahora bien, no conviene consumirla en jugo, lo mejor es cortarla a trocitos y servirla en un tazón con un poco de miel.

  • De este modo, reducimos la inflamación articular y, además, nos beneficiamos de sus antioxidantes.
  • Gracias a un estudio publicado en la revista American Journal of Epidemiology, sabemos que enfermedades como la artritis reumatoide mejoran con el consumo regular de naranja.
  • Sus antioxidantes, la vitamina E, la vitamina C, el beta-caroteno, el selenio y el cinc son muy adecuados para nuestra salud articular.

2. El aceite de oliva virgen extra

La naturaleza pone siempre a nuestro servicio auténticos regalos para la salud. El aceite de oliva virgen extra es uno de los alimentos que más nos van a ayudar a reducir el dolor y la rigidez articular.

  • Diversos estudios nos revelan que la dieta mediterránea y en especial el aceite de oliva es muy recomendable para personas que sufran artritis.
  • Sus propiedades antiinflamatorias, sus antioxidantes, el ácido oleico, sus polifenoles y los ácidos grasos omega 3 son grandes optimizadores de nuestra salud articular.

3. La cúrcuma

La cúrcuma tiene una larga tradición en la medicina natural. Además, son muchos los estudios que avalan su gran efectividad a la hora de reducir el dolor y la inflamación articular.

  • La Universidad de Maryland, por ejemplo, nos demostró en uno de sus trabajos que la curcumina, el componente esencial de esta planta, es uno de los antioxidantes más poderosos de los que disponemos.
  • A su vez, la cúrcuma contiene dos enzimas que reducen la inflamación articular.

4. Todos los alimentos ricos en magnesio

En caso de que ya sufras dolores articulares, podés consultar con tu médico la posibilidad de tomar complementos a base de magnesio.

Estos complementos los venden en las farmacias, pero será siempre un especialista quien nos indique si, en nuestro caso particular, es adecuado tomarlos o no.

Asimismo, podés conseguir buenas dosis de magnesio a través de los siguientes alimentos:

  • Almendras
  • Espinacas
  • Piñones
  • Sésamo
  • Acelgas
  • Palta
  • Arroz integral
  • Bananas
  • Chocolate amargo

5. Fresas

Las fresas son más que una delicia para el paladar: también son un tributo para la salud de nuestras articulaciones. El secreto de sus virtudes están en las antocianinas.

  • Las antocianinas son un tipo de antioxidante con un gran poder antiinflamatorio.
  • A su vez, disponen de un tipo de proteína que favorece la buena salud de las articulaciones.
  • Según un estudio llevado a cabo en la Universidad de Harvard, Massachusetts (Estados Unidos), el consumo de fresas es beneficioso nuestra salud cardíaca y cuida, incluso, de nuestro peso.
  • Hay quien piensa que las fresas no son adecuadas en caso de artritis por su sabor ácido. Todo lo contrario, las fresas te aportarán vitamina A, C y E.
  • Estos nutrientes actúan como un auténtico escudo contra enfermedades como el cáncer, la gota, la artritis y la anemia.

Fuente: Mejor con salud