Nota extraìda de Clarìn-por Javier Blanco

Desde que asumió Macri está sin director. Es un hecho que cambiará de nombre. La inauguró Cristina en 2011 en homenaje al expresidente y se convirtió en un espacio de campaña de los jóvenes K.

 

Casa Patria Grande Presidente Néstor Carlos Kirchner.

Casa Patria Grande Presidente Néstor Carlos Kirchner.

El lugar parece haberse quedado en el tiempo. No hubo fin de ciclo para la lujosa casona de Pellegrini y Juncal. En todas sus paredes se repite el rostro del expresidente Néstor Kirchner, que le da nombre a la mansión. Afuera, aún se exhibe un gigantesco mural que es imposible no mirar cuando uno transita por la recova de Retiro. En el centro,Kirchner extiende los brazos y su mano es tomada por Hugo Chávez, Fidel Castro, Lula Da Silva y Cristina Fernández de Kirchner. Del otro lado lo miran Evo Morales y Rafael Correa.

A 57 días del cambio de gobierno, la Casa Patria Grande Presidente Néstor Carlos Kirchner permanece intacta, casi en un limbo, mientras las nuevas autoridades deciden qué hacer con la “paqueta” unidad básica que La Cámpora supo ostentar durante el último mandato K.

“Con Patria Grande se está haciendo relevamiento y se hará auditoría”, confirmaron a Clarín desde el ministerio de Cultura, que conduce Pablo Avelluto. Como en otras áreas del Estado, el macrismo avanza en un estudio en detalle de la dependencia, así como de sus finanzas. Por esa razón, en los últimos días un enviado del PRO visitó el lugar para interiorizarse de su situación y comenzar con el proceso que definirá su futuro.

Casa Patria Grande Presidente Néstor Carlos Kirchner.

Cerca de Avelluto plantean que “el plan es transformarlo en un espacio de debate de ideas”. Resta ver cuál será el contenido que le impriman al espacio que, hasta hoy, funciona como una suerte de monumento al kirchnerismo y sus logros en América Latina.

Dejará de llevar el nombre de Néstor Kirchner. Aunque en Cultura no lo confirmen, es una versión que circula ya como un secreto a voces. Sin embargo, todavía no estaría decidido el nombre que suplantará al del expresidente y líder del Frente para la Victoria.

Esta decisión acompaña otros gestos del gobierno de Cambiemos como son bajar los cuadros de Néstor Kirchner y Hugo Chávez de la Casa Rosada -para mudarlos al museo del Bicentenario- y el posible cambio de nombre del Centro Cultural Kirchner, al que el ministros de Medios, Hernán Lombardi, se refiere como el CCK.

Creada en 2011 por la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner mediante el decreto 195/2011, la Casa Patria Grande Presidente Néstor Carlos Kirchner funcionó desde sus comienzo como un organismo desconcentrado en la órbita de la Secretaría General de la Presidencia, primero a cargo de Oscar Parrilli y luego de Eduardo “Wado” De Pedro.

Casa Patria Grande Presidente Néstor Carlos Kirchner.

Sus objetivos, la mayoría generalidades con poco detalles, apuntaban a promover actividades destinadas a fomentar la integración de los pueblos latinoamericanos. Otro de sus premisas era la formación de cuadros juveniles a través de cursos de formación e inclusive planes de becas, como la Beca Néstor Kirchner.

Leé también: Descolgaron los cuadros de Néstor Kirchner y Hugo Chávez de la Casa Rosada

Amado Boudou en agosto de 2011 cuando era ministro de Economía con el presidente de Colombia Juan Manuel Santos en la Casa Pte. NCK.

En los hechos, el lugar se convirtió en una suerte de unidad básica de La Cámpora. “Esto los chicos lo usaban como un comité partidario”, confió a Clarín uno de los vecinos que vio, desde el día cero, como se manejo la Casa Patria Grande Presidente Néstor Kirchner.“A veces hacían actividades los domingos con chicos, pero siempre hubo poco movimiento”, agregó otro.

Un simple paseo por el interior de la casona con pisos de madera y techos altos, que antes supo ser el Consejo Superior de las Fuerzas Armadas, corrobora lo que cuentan.

Casa Patria Grande Presidente Néstor Carlos Kirchner.

En el ingreso, un gigantesco cuadro de Néstor Kirchner con el pulgar hacia arriba decora el primer piso. Allí están los salones Hugo Chávez (que utilizó la hija del expresidente venezolano cuando visitó el país y está repleto de retratos del fallido líder bolivariano) y José Martí (el favorito de Cristina y en el que recibía a mandatarios extranjeros cuando visitaban la Casa).

Casa Patria Grande Presidente Néstor Carlos Kirchner.

En el descanso de la escalera, nueve cuadros de Kirchner con Chávez, Lugo, Lula, Bachelet, Fidel Castro, Evo, Mujica y Correa hacen lo propio. También hay banners del Gobierno y por último una mesita con folletería y una urna decorada con el Nestornauta.

Casa Patria Grande Presidente Néstor Carlos Kirchner.

Desde el 9 de diciembre, cuando su director Pablo Vilas renunció el cargo para ocupar el cargo de encargado de las relaciones internacionales de La Cámpora, en la Casa Patria Grande Néstor Kirchner reina el desconcierto.

Casa Patria Grande Presidente Néstor Carlos Kirchner.

Hay 8 trabajadores que cumplen su horario mientras aguardan que alguien les diga cómo seguirá su futuro. Según dijeron a Clarín, hasta el momento nadie se comunicó con ellos. Lo único que saben es que, por decisión de Macri, el 24 de diciembre dejaron de estar en la órbita de la secretaría General de la Presidencia, de Fernando De Andreis, para pasar a Cultura, con Avelluto a la cabeza.

En Cambiemos no quieren designar a dedo a alguien para que ocupe ese lugar. “Los directores van a ser elegidos por concurso”, aclaran en Cultura. Eso podría llevar un tiempo. Mientras tanto, en la mansión que alberga a la Casa Patria Grande Néstor Kirchner la mística del kirchnerismo permanece intocable. Y los cuadros con su cara siguen colgados.