12/11/2013

A pesar de que Guillermo Moreno asegura que la carne no aumentó su valor en los últimos tres años, las subas, en algunos casos, llegan a 197% desde enero de 2010

A pesar del congelamiento de precios que según el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, rige sobre la carne vacuna desde hace tres años, desde enero de 2010 los precios aumentaron hasta 197% y los que más lo hicieron fueron los cortes populares, según los números del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva) que realiza un relevamiento en 200 comercios de la Ciudad y Gran Buenos Aires.

De esta manera, el corte que más subió desde enero de 2010 fue el de osobuco que en ese entonces se podía conseguir a $ 7,26 el kilo mientras que hoy se obtiene por $ 21,55 promedio, con una variación de 197%. Luego figura la falda con un incremento de 164%, al pasar de $ 9,69 a $ 25,64, y el podio lo completa la picada común con un alza de 160%, al variar de $ 9,71 a $ 25,25. Este último caso marca lo que sucedió en los últimos tres años con la carne al consumidor porque la versión premium de este corte, la picada especial, se encareció menos al subir 141% en el mismo lapso.

““Los cortes que más subieron fueron los populares porque son los que más salida tienen. Sin que hayan aumentado los costos relativos de esos cortes, aumentan los precios por la mayor demanda””, explicó Héctor Polino, fundador la ONG Consumidores Libres al ser consultado por El Cronista.

Entre los productos que más aumentaron se sitúan también la carnaza común, otro corte popular, con un alza de 159%, el roast beef con una suba de 145% y la paleta con un incremento de 141%.

Sin embargo, el producto que más subió fue la hamburguesa congelada que se incrementó 258% en el mismo lapso, con casi 40% de alza en el último año, de acuerdo al Ipcva, que funciona con fondos privados que aportan de manera conjunta productores ganaderos y frigoríficos del país. En el caso de la hamburguesa habría primado la misma lógica y el crecimiento de la demanda explicaría el explosivo incremento de los precios, según Polino.

““¿Cuánto está el kilo de asado? Si la carne no sube hace tres años en un país que consume principalmente alimentos, de qué inflación estamos hablando? No sube la carne, no sube el pollo, que está $ 10 en algunos supermercados””, afirmó Moreno al ser consultado hace un par de semanas sobre los índices de precios que relevan las consultoras privadas, con las que el funcionario tiene pleito abierto en la Justicia. Aunque no lo aclaró, la carne al público sí subió, lo que quedó inalterable fue el valor de la hacienda en pie: en torno a $ 9 por kilo vivo desde 2010.

La respuesta a la pregunta de Moreno también puede encontrarse en el relevamiento del Ipcva que marca que el kilo de asado hoy cuesta $ 41,63 promedio, con un aumento de 136% desde enero de 2010 y bien lejos de los $ 14 que el secretario de Comercio Interior pretendía que valga en febrero de ese año.

Por otro lado, el pollo entero cuesta $ 17,54 promedio con un alza de 130% en el mismo periodo. De acuerdo al relevamiento que realiza Polino, el pollo es de lo que más aumentó en lo que va del año, con un alza de 22,88%.

Según el último informe sobre el sector de la consultora Abeceb.com, el factor precio es determinante a la hora de elegir el tipo de carne que consumen las familias argentinas. En ese sentido, en los primeros nueve meses del año, el precio de la carne vacuna se elevó 9% con relación al mismo período de 2012, mientras que el de cerdo creció sólo 5% y el de pollo se disparó 23%, lo que se vio reflejado en las decisiones de compra del consumidor: mientras que las compras de cerdo crecen a un ritmo de 21,3%, las de vaca suben 9,5%, y el consumo de pollo cae 1,3%, según la consultora que dirige Dante Sica.

F: cronista