El proyecto será uno de las más controversiales, por la resistencia de sectores progresistas, que suelen temer a la “estigmatización” de menores de bajos recursos

Política2

Cambiemos enviará este año al Congreso la demorada y tantas veces prometida ley de responsabilidad penal juvenil, que propondrá bajar de 16 a 14 años la edad mínima de una persona en condiciones de ser sometida a un proceso penal y condenada a prisión.

El proyecto iba a llegar en agosto, pero la derrota en las primarias bonaerense reformuló los planes y quedó pendiente para este año, junto a un paquete de leyes judiciales que Germán Garavano y Patricia Bullrich ya trabajaban con legisladores de Cambiemos.

 

La nueva ley penal para menores será una de las más controversiales, por la resistencia de sectores progresistas, que suelen temer a la “estigmatización” de menores de bajos recursos que cometen delitos.

El proyecto que redactan Garavano y Bullrich contempla bajar la edad de imputabilidad a 14 años para menores que cometan delitos gravísimos y a 15 para los graves. Las faltas menores seguirán bajo un régimen penal sólo desde los 16 años.

 

Según indica el portal La Política Online, la idea integral será terminar con un régimen tutelar, que le da poder al juez sobre el futuro del menor y sólo lo atiende cuando comete ilícitos graves, entienden en el Gobierno.