El presidente, en su discurso en el CCK, había criticado al Poder Judicial por supuestas “licencias de dos años”; el juez federal se tomó a mal el comentario y aseguró que “no es un buen punto de partida para discutir esto”

El juez federal Claudio Bonadio.

Un cruce inesperado se dio este miércoles: de un lado, el juez federal Claudio Bonadio, del otro, el presidente, Mauricio Macri.

El magistrado rechazó hoy las críticas que el jefe de Estado había lanzado contra el Poder Judicial por los regímenes de licencia y de vacaciones, así como por los horarios de trabajo. En el CCK, este lunes, Macri había dicho que en el Poder Judicial “hay casos de empleados de ordenanza, cuya función es servir café o llevar expedientes, que tienen sueldos arriba de los 100 mil pesos por mes”. “Además, gozan como todos los empleados del Poder Judicial de un régimen de licencia muy generoso, que lleva a permitirles tomarse hasta dos años de licencia con goce de sueldo”, cuestionó el primer mandatario. Y agregó: “Qué bueno sería para todos que la Justicia dé el ejemplo y elimine algunas de estas licencias que no hacen más que demorar causas que tardan años”.

 

Este miércoles, sin filtro, Bonadio respondió que “si ese es el punto de partida para discutir esto, empezamos mal”.

“Hace 48 horas el Presidente hizo una reunión donde citó a empresarios, políticos, sindicalistas, donde criticó Poder Judicial y no le encontró ninguna virtud”, señaló Bonadio, durante un ciclo de conferencias organizado este mediodía por el Rotary Club.

 

“Discutió -continuó- vacaciones de supuestamente de 45 días, licencia de 2 años que no se dónde está y el horario de funcionamiento. Si ese es el punto de partida para discutir esto empezamos mal o al menos no empezamos bien”, evaluó el magistrado.

f: nexofin