Se trata de una estructura de contención de una empresa minera, situada en Potosí. La ruptura causó un vertido de residuos tóxicos en el río, cuyas aguas discurren también por Argentina y Paraguay.

El colapso del dique de cola, perteneciente a la minera privada Santiago Apóstol, propició que se filtraran al cauce del río desechos de plomo, plata y zinc, confirmó la presidenta de la Comisión de Medio Ambiente, Madre Tierra y Agua de la Asamblea Legislativa de Chuquisaca,Shirley Espada.

Las autoridades de los departamentos de Chuquisaca y Potosí han enviado comisiones a la zona del vertido para evaluar los daños ambientales y su repercusión en las comunidades que viven en la ribera del río.

Ante esta situación, el fiscal José Luis Ríos ordenó la paralización cautelar de la actividad de la empresa minera y la apertura de una causa de oficio.

Vale recordar que el Pilcomayo, cuya cuenca se extiende en más de 2.000 kilómetros, atraviesa cuatro de los nueve departamentos de Bolivia y sirve de frontera natural entre Argentina y Paraguay, país en el que lleva el nombre de río Araguay.

Frente a este hecho, las autoridades del Tribunal Agroambiental de Bolivia denunciaron en numerosas ocasiones la contaminación minera en el Pilcomayo y el deterioro ambiental del lago Titicaca como los casos más graves de daños ecológicos en el país andino.
Fuente: Minuto Uno