El ex jefe de Gabinete no cumplió con los requisitos del Servicio Penitenciario para ingresar. De todas formas, el ex funcionario le agradeció el gesto a través de su cuenta de Twitter

De Vido

Aníbal Fernández fue al penal de Marcos Paz a visitar al ex ministro de Planificación K, Julio De Vido. Sin embargo, al ex jefe de Gabinete no lo dejaron entrar porque le faltaba parte de la documentación que exige el Servicio Penitenciario.

De todas formas, el ex funcionario le agradeció el gesto a través de su cuenta de Twitter, que desde que está preso es administrada por su familia.

Hace una semana, De Vido había criticado a los dirigentes del Frente para la Victoria por no defenderlo tras el avance de la Justicia en más de una oportunidad.

 

De hecho, la semana pasada su esposa, Alessandra Minnicelli, cruzó a Cristina y la acusó de “abandonar políticamente” a su esposo.

El ex ministro investigado por corrupción está preso hace dos semanas. Según trascendió, él mismo tiene que autorizar a las personas que pueden ir a visitarlo. Por eso el Servicio Penitenciario Federal (SPF) le exige que haga un listado y después, las personas que figuran en la lista como Aníbal Fernández, tienen que iniciar los trámites de rigor. Estos papeles son los que le habrían faltado al exjefe de Gabinete para poder entrar.

 

El ex funcionario le contó al diario Clarín que el próximo fin de semana volverá al penal. “Ya lo dije y no tengo problema en repetirlo, cuando vos tenés una persona a la que llamaste amigo y que durante doce años integró tu Gabinete, no te podés hacer el pelotudo”, lanzó.

Y aclaró que si bien De Vido tiene que dar las explicaciones que correspondan a la Justicia, su visita fue “exclusivamente como amigo”.

f:Nexofin