Vecinos de San Antonio de los Cobres señalaron al jefe del Escuadrón por el accidente: “Quisieron culpar al chófer del camión”.

 

 

El Escuadron 22 de Gendarmería Nacional en San Antonio de los Cobres fue la sede de un allanamiento, donde el Ministerio de Seguridad de la Nación buscó pruebas por las denuncias de corrupción que tomaron estado público.

A partir de esto, trascendió una serie de hechos que involucran al jefe Antonio Alejandro Quispe. En este caso, un lector de Que Pasa Salta, que prefirió mantener su identidad en reserva por miedo a represalias, envió fotos y contó detalles de un accidente que tuvo lugar en Ingeniero Mauri.

Sin tener autorización para conducir un móvil de la Gendarmería Nacional, Quispe circulaba totalmente fuera de lo que exige la normativa por esa localidad cuando impactó con un camión. Cabe señalar en esta instancia que un jefe de escuadrón, por su condición de oficial, no está autorizado a conducir patrullero de Gendarmería, ya que son los suboficiales los únicos que realizan el curso de conductor motorista, y el carnet militar.

“La camioneta de Gendarmería iba a salta con dos gendarmes, una mujer y un hombre, pero manejaba el jefe, conducía rápido y saliendo en una de las curvas se encontró con el camión de frente que venía despacio subiendo y él lo choco de frente”, afirmó.

Aun cuando esto pueda parecer poco, fue el mismo Antonio Alejandro Quispe quien condujo la pericia realizada por el accidente. Según pudo saber este medio, el jefe habría tenido la intención de responsabilizar al chofer. Aun cuando debía haber tramitado un Mensaje de Tráfico Oficial (MTO) informando la situación esto no sucedió, de esta manera el jefe del Escuadrón 22 no tuvo la sanción correspondiente.

Las sanciones por la destrucción del vehículo tendrían que haber sido informaciones militares, así también descontar mes a mes los daños materiales producidos y una sanción a la altura de las circunstancias, nada de esto sucedió.

F: Quepasasalta