Palabras y frases ingeniosas con las que los propietarios “bautizan” a sus viviendas en Punta del Este y la costa atlántica

La costumbre de poner nombres a las casas ya de por sí llama la atención. ¿Quién alguna vez no se detuvo en las calles cercanas a la playa a observar los carteles en los jardines que exhiben los propietarios?

Nombres propios, de flores y relativos al mar son los más habituales. Pero son varios los que apelan a ideas o frases ingeniosas. LA NACION eligió algunos de los carteles más originales en recorridas por viviendas de Punta del Este, Pinamar y Cariló.

 

“¡Llegamos!”. No es el cartel de bienvenida a la ciudad de Pinamar, sino el nombre de una casa en una zona residencial del norte de la ciudad.
X Veremos.... ¿Será un mensaje cifrado?.  Foto:  LA NACION  / Matías Aimar

Rincón famoso: no es el vino ni la novela de los noventa, sino el nombre de una casa en la calle De los Álamos.  Foto:  LA NACION  / Matías Aimar
Y en la misma cuadra.... ¡Cabernet Sauvignon!.  Foto:  LA NACION  / Matías Aimar

Y en la misma cuadra…. ¡Cabernet Sauvignon!.  Foto:  LA NACION  / Matías Aimar

Bobocho””””s, el curioso nombre de una casa en la calle Del Junco.  Foto:  LA NACION  / Matías Aimar
Ave María, pero entre pinos....  Foto:  LA NACION  / Matías Aimar

Ave María, pero entre pinos….  Foto:  LA NACION  / Matías Aimar
Berretín, capricho, deseo vehemente, ilusión....  Foto:  LA NACION  / Matías Aimar

Berretín, capricho, deseo vehemente, ilusión..
Chaltu Chachai o "gracias, padrecito" en mapuche.  Foto:  LA NACION  / Matías Aimar

Chaltu Chachai o “gracias, padrecito” en mapuche.  Foto:  LA NACION  / Matías Aimar
No, no es el cartel indicador del famoso estadio de Fútbol de Barcelona. Es una casa en De las Artes y De la Mojarrita.  Foto:  LA NACION  / Matías Aimar

No, no es el cartel indicador del famoso estadio de Fútbol de Barcelona. Es una casa en De las Artes y De la Mojarrita.
José Ignacio: Ma Bonita, una abreviación simpática de María Bonita, la popular canción de Agustín Lara.  Foto:  LA NACION  / Sebastián Rodeiro

José Ignacio: Ma Bonita, una abreviación simpática de María Bonita, la popular canción de Agustín Lara.  Foto:  LA NACION  / Sebastián Rodeiro
Punta del Este: L´Aventura del Chorro, una gran casa en, valga la redundancia, el barrio conocido como El Chorro.  Foto:  LA NACION  / Sebastián Rodeiro

Punta del Este: L´Aventura del Chorro, una gran casa en, valga la redundancia, el barrio conocido como El Chorro.  Foto:  LA NACION  / Sebastián Rodeiro
El Canelón, original nombre de una casa en la zona de Punta Piedras.  Foto:  LA NACION  / Sebastián Rodeiro

El Canelón, original nombre de una casa en la zona de Punta Piedras.  Foto:  LA NACION  / Sebastián Rodeiro

Punta del Este: los nombres insólitos abundan en las casas de la zona de El Chorro. Acá, Las Pirchus..  Foto:  LA NACION  / Sebastián Rodeiro

Punta del Este: los nombres insólitos abundan en las casas de la zona de El Chorro. Acá, Las Pirchus..  Foto:  LA NACION  / Sebastián Rodeiro
Punta del Este: En Punta Piedras hay una casa famosa por su cartel realizado en azulejos pintados con el dibujo de una sirena, el faro de José Ignacio. Es Lorelay.  Foto:  LA NACION  / Sebastián Rodeiro

Punta del Este: En Punta Piedras hay una casa famosa por su cartel realizado en azulejos pintados con el dibujo de una sirena, el faro de José Ignacio. Es Lorelay.  Foto:  LA NACION
José Ignacio: las referencias musicales nunca fallan..  Foto:  LA NACION  / Sebastián Rodeiro

José Ignacio: las referencias musicales nunca fallan..  Foto:  LA NACION  / Sebastián Rodeiro
Punta del Este: las frases hechas también son usadas para nombrar a las casas.  Foto:  LA NACION  / Sebastián Rodeiro

Punta del Este: las frases hechas también son usadas para nombrar a las casas.  Foto:  LA NACION  / Sebastián Rodeiro
¿Un pedido? Más Mañanas, escrito en un coqueto cartelito rodeado de hortensias en Punta del Este.  Foto:  LA NACION  / Sebastián Rodeiro

¿Un pedido? Más Mañanas, escrito en un coqueto cartelito rodeado de hortensias en Punta del Este.  Foto:  LA NACION  / Sebastián Rodeiro
En Punta, uno de los nombres que despierta más curiosidad es el de esta casa, Psicomagia.  Foto:  LA NACION  / Sebastián Rodeiro

En Punta, uno de los nombres que despierta más curiosidad es el de esta casa, Psicomagia.  Foto:  LA NACION  / Sebastián Rodeiro