Ocurrió cuando los investigadores abrieron dos sepulcros en el Cementerio Teutónico de Roma en el marco de la búsqueda que llevan a cabo para dar con el cuerpo de Emanuela Orlandi, desaparecida en 1983 cuando se dirigía a clases de música en una zona de Roma cercana a los muros del Vaticano

jueves 11 de julio de 2019 –
5:48 pm

Un grupo de investigadores que se encontraba tras una pista sobre el paradero de Emanuela Orlandi -la joven desaparecida en 1983 cuando se dirigía a una clase de música cerca de los paredones del Vaticano- abrió este jueves dos tumbas en el Cementerio Teutónico de Roma que creían eran de princesas y ambas estaban vacías.

La apertura se dio ante los azorados ojos de los magistrados, peritos, médicos forenses, gendarmes y miembros de la familia de Orlandi que asistieron a la operación.

La orden de abrir las tumbas fue de la magistratura vaticana, tras una reciente carta anónima que aseguraba que la joven se encontraba enterrada en ese sitio. La pista indicaba que el cuerpo de la adolescente de 15 años desaparecida podía llegar a encontrarse en la tumba de dos princesas.

Poco después de las 11, Pietro Orlandi -hermano de Emanuela- salió por la puerta adyacente al Santo Oficio con expresión incrédula: “Las tumbas están vacías, es increíble”, dijo a los periodistas refiriendo que sintió “alivio” pero al mismo tiempo sintió que una vez más hay que empezar de nuevo. Y agregó: “Creo que habrá que seguir y confío en una colaboración honesta del Vaticano, que al hacer abrir las tumbas había admitido la posibilidad de una responsabilidad interna. Hasta que no encuentre a Emanuela es mi deber buscar la verdad”.

Poco después llegó la confirmación del vocero vaticano, Alessandro Gisotti: “Las búsquedas dieron resultado negativo: no se halló ningún resto humano ni urnas funerarias”.

Quiénes eran las princesas

Las tumbas abiertas este jueves correspondían a la princesa alemana Sophie von Hohenlohe –fallecida en 1836– y la la reina Carlota Federica de Dinamarca –muerta en 1840–.

Ambas, según se creía hasta hoy, estaban enterradas en el cementerio Teutónico, ubicado donde hace 2.000 años estuvo el Circo de Nerón y lugar de martirio de muchos de los primeros cristianos.

Quién es Emanuela Orlandi

Emanuela fue vista por última vez el 22 de junio de 1983, cuando tenía 15 años, y desde entonces nadie fue capaz de reconstruir lo sucedido y de confirmar si sigue viva o si está muerta. Una de las teorías más asentadas del caso Orlandi es que la Iglesia había contraído una deuda tan grande con la mafia romana de “La Magliana” que no podía pagar y, como mecanismo de presión, los criminales raptaron a la adolescente para obtener su dinero. Suena lógico tratándose de la hija de un funcionario vaticano cercano al Papa Juan Pablo II.

Pino Nazio en su libro El secreto de Emanuela Orlandi, según el cual la chica habría muerto poco después de ser secuestrada. Se refiere incluso a una muerte tan atroz que que resultaría imposible hallar ahora sus restos. Otra de las hipótesis es que la menor fue víctima de algún episodio macabro de pederastia en el que estarían involucradas personalidades del clero vaticano. Otro libro, Los impostores, del periodista Emiliano Fittipaldi especula con que la Santa Sede la ocultó en un convento de Londres.

f:Nexofin