Víctor Manzanares, detenido en el marco de la causa Los Sauces, prestó declaración indagatoria frente al juez federal Ercolini

Víctor Manzanares, contador de la familia Kirchner

Víctor Manzanares no se arrepintió, como se especulaba. Pero disparó por elevación a la ex presidenta y al juez Claudio Bonadio por meterlo preso.

Según la declaración, el ex contador de la familia Kirchner admitió que tanto él como Cristina Fernández se pudieron haber mandado una “burrada” al decirles a un grupo de inquilinos que depositaran la plata de los alquileres de Los Sauces en cuentas no informadas al juzgado. Es por ese hecho que Manzanares quedó detenido. Pero se quejó porque Bonadio decidió meterlo preso solo a él en julio de 2017, cuando la ex presidenta ya buscaba un lugar en el Senado.

 

“Me queda claro que estoy preso porque soy el famoso 4 de copas, como se dice en la jerga popular, al que es más fácil pegarle. O si fueran los dichos de mi abuela: ‘El hijo de la pavota’”, aseguró el jueves ante el juez Julián Ercolini. Manzanares, preso desde hace casi nueve meses, decidió hablar ahora que se alejó de la familia Kirchner, que cambió el abogado que compartía con la ex jefa de Estado y que el caso ya no está en manos de Bonadio y pasó al juzgado de Ercolini.